Por: Irene Vizcaíno 19 septiembre, 2016

La empresa Autotransportes Cesmag reaccionó la mañana de este lunes ante los señalamientos que hizo la Aresep, el viernes, por aparente intimidación contra funcionarios suyos que trabajan en la aplicación de una nueva metodología de cálculo de tarifas.

En un comunicado de prensa, representantes de la firma, que brinda servicio a comunidades de Montes de Oca, Curridabat y La Unión, manifestaron que sus actuaciones se realizan "en el marco de la legalidad y el apego al derecho".

De aprobarse la rebaja, los usuarios de la ruta 50 y sus ramales podrían pasar de pagar ¢335 a ¢255. Esa tarifa entraría a regir en setiembre, según la Aresep. | RAFAEL PACHECO
De aprobarse la rebaja, los usuarios de la ruta 50 y sus ramales podrían pasar de pagar ¢335 a ¢255. Esa tarifa entraría a regir en setiembre, según la Aresep. | RAFAEL PACHECO

Hace tres días, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) denunció presiones de la compañía de transporte para impedir la realización de una audiencia pública este lunes sobre la aplicación del nuevo modelo de cálculo de tarifas, prevista para este lunes.

Roberto Jiménez, regulador general, informó de que el consejero del usuario de la Aresep, quien realiza sesiones con los usuarios de la ruta para informar de la nueva metología, recibió una llamada telefónica de parte de un abogado, quien se identificó como representante de esa empresa, para, aparentemente, intimidarlo.

En dicha llamada, al parecer, se le indicó al funcionario que debía detener los encuentros con las comunidades, ya que de lo contrario sería denunciado "por informar de manera errónea a los usuarios".

Asimismo, dijo la Aresep, la coordinadora de audiencias públicas fue notificada de una supuesta denuncia penal en su contra.

Frente a esas afirmaciones, Cesmag respondió en su comunicado que "rechazan tajantemente" que estén utilizando la intimidación, al tiempo que piden a la Autoridad Reguladora respeto al "uso legítimo del derecho de defensa que le asiste conforme la ley".

"Esperamos que en un marco de respeto los funcionarios de la Aresep reconozcan el error y exceso de sus palabras", añade el comunicado.

Representantes de la empresa autobusera se oponen al uso del nuevo cálculo al alegar que se utilizan datos de demanda desactualizados. Por esta razón, alegan, traerá perjuicios a la empresa e incluso pérdida de empleos.

Según la Aresep, con la nueva fórmula, la tarifa en esta ruta bajaría ¢80.

En un segundo comunicado, Cesmag agregó que ante la audiencia de este lunes será "respetuosa de la decisión que las instituciones formalmente establecidas tomen".