Por: Luis Miguel Herrera C. 20 octubre, 2012

La construcción de la planta hidroeléctrica Reventazón, a cargo del ICE, recibió ayer buenas noticias: el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de $200 millones para levantar el proyecto.

El financiamiento respaldará la construcción de la planta hidroeléctrica, de 305,5 megavatios (MW), ubicada en la provincia de Limón y que es considerada la planta de energía renovable más grande de Centroamérica.

Martín Vindas, gerente de Finanzas del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), señaló que este préstamo se complementa con otro que, semanas atrás, aprobó el mismo BID, por $90 millones, también para el proyecto Reventazón.

“El trabajo efectuado en función del programa prevé para el cierre del 2012 la concreción de hitos claves para lograr el esquema de financiamiento de esta gran obra”, expresó Vindas.

La planta generará 305,5 MW para abastecer a unos 525.000 hogares. Al pasado 1.° de octubre, la construcción tenía un avance del 46,08%, según el ICE.

Etiquetado como: