Por: Eillyn Jiménez B. 13 abril, 2016
Las barreras buscan reducir el número de accidentes que se presentan en esta vía .
Las barreras buscan reducir el número de accidentes que se presentan en esta vía .

Las barreras divisorias de la autopista Florencio del Castillo, que comunica San José con Cartago, estarán listas en junio, informó el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).

En la actualidad, faltan tres kilómetros de obras, así como la colocación de amortiguadores y atenuadores de impacto.

Mauricio Sojo, encargado de las obras, detalló que ya se instalaron las estructuras en 27 kilómetros y que la última etapa del proyecto consistirá en colocar barreras de concreto en las paradas de autobús.

"Una vez finalizados los trabajos se procederá a colocar las barreras laterales a las orillas de la calle y las estructuras en las paradas de autobuses", dijo Sojo.

Todo este proceso comenzó el 25 de enero, cuatro meses después de los previsto.

Según Sojo, las barreras buscan eliminar o reducir los choques frontales que ocurren cuando un vehículo invade un carril donde los autos circulan en el sentido contrario.

"Estas barreras también separarán a los vehículos de los postes reforzados con bases de concreto, que suelen ser impactadas por los automotores", agregó el funcionario.

Precisamente, en el 2003 el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la Universidad de Costa Rica (Lanamme) advirtió sobre la necesidad de poner barreras divisorias en la Florencio del Castillo para evitar accidentes de tránsito frontales o contra postes.

Además, hace cinco años, un Tribunal Contencioso Administrativo condenó al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) a colocar las barreras en esa carretera, luego de la muerte de dos personas el 9 de noviembre del 2007.

Las obras costaron ¢1.495 millones y están a cargo de la empresa Horizontes de Vías y Señales.