Hasta 500 personas entran y salen de las plazas sin regulación

Por: Cinthya Bran 4 febrero, 2013

El control sobre los toreros improvisados no es tarea fácil para quienes organizan corridas de toros, al menos en Guanacaste; esto, por la forma en que están construidas las barreras.

Se trata de estructuras abiertas y lo que separa la plaza de una parte del público son reglas de madera distanciadas entre sí; esto permite que las personas puedan entrar y salir sin control.

Esa es, precisamente, una de las preocupaciones de las denominadas ‘montaderas’en Guanacaste.

Ayer, La Nación informó sobre cómo los montadores se han unido en grupos para obtener mejores coberturas gracias a la adquisición de las pólizas de forma directa.

De acuerdo con la Dirección de Operaciones del Instituto Nacional de Seguros (INS), el organizador debe suscribir el Seguro Básico de Accidentes Monto Nivelado, el cual debe cubrir a los toreros y montadores improvisados.

Nuria Quirós, directora ejecutiva del INS en Liberia, explicó que en el caso de personas de plaza (lazadores, alistadores o vaqueteros) se parte del hecho de que existe una relación laboral con la organización. “Por lo que aplica una póliza de riesgos del trabajo”, confirmó la funcionaria, quien agregó que para los espectadores que asisten a graderías, debe existir la Póliza de Responsabilidad Civil .

A ley. El Reglamento de Actividades Taurinas exige a los comités adquirir seguros para toreros y montadores improvisados, los cuales deben presentar los organizadores a los municipios para conseguir la debida autorización.

Carlos Salazar, presidente de la Comisión de Fiestas Cívicas de Liberia 2013, que se realizarán del 20 de febrero al 3 de marzo, señaló que ellos adquieren la póliza.

“Esta plaza de toros se caracteriza por la presencia de muchas personas en la arena. En una jornada diaria pueden haber hasta 1.000 improvisados”, destacó el dirigente.

Jorge Cubillo, quien también hace el oficio de vaquetero (torero con capote de cuero de vaca) detalló que en las Fiestas Típicas de Santa Cruz sí tuvo un seguro para efectuar esta labor.

“A los improvisados les decimos sorteadores y aquí en Guanacaste los sorteadores no siempre tenemos seguro”, comentó.

Datos del INS señalan que para el año 2012 en la provincia de Guanacaste, específicamente las sedes de Liberia y Nicoya, en conjunto suscribieron un total de 21 pólizas básicas de accidentes para corridas y montas de toros.

La cifra podría ser mayor, ya que para eventos taurinos de la provincia puede ser que la póliza se haya suscrito en otra sede.

Etiquetado como: