Por: Mercedes Agüero 26 febrero, 2013

Juan RafaelBarrientos

Director Ejecutivo, Colegio de Químicos

¿Cuál será el aporte del Colegio de Químicos en los controles de calidad de los combustibles que vende Recope?

Ellos (Recope) han definido un procedimiento para el control de la calidad de todos los productos que venden: desde el muelle hasta el plantel de distribución de El Alto. Ya hemos tenido reuniones y hemos ido aclarando dudas. El jueves vamos a ver toda la operación desde el barco: cómo vienen los productos, los controles y las certificaciones que traen. Luego vamos a los laboratorios, estaciones de bombeo y hasta El Alto.

Y ¿después?

Si no estamos de acuerdo, haremos las observaciones. Hay cosas de cuidado que tenemos que revisar muy bien. Una de las partes más críticas es cuando llega el producto, porque el que vende dice, por ejemplo: “Esta gasolina tiene un octanaje de 92%”, pero eso debe ser comprobado. En el caso de que traiga más octanaje, no hay problema, pero, si trajera menos, Recope podría decir: “No la recibo o la acepto en otras condiciones”.

¿Todo esto es para certificar un control de calidad?

Es para avalar. Para poder decir si todo lo que Recope está haciendo está bien o no.

¿Ustedes son un ente de acreditación?

No. No somos un ente de acreditación, pero la ley establece que el Colegio puede dar asesoramiento en este caso a entes estatales.