Imprevistos generan atrasos y molestia de vecinos

Por: Patricia Recio 7 julio
En Coronado se retomaron los trabajos de asfaltado después de meses paralizados.
En Coronado se retomaron los trabajos de asfaltado después de meses paralizados.

El asfalto previsto por el AyA para cubrir zanjas y baches en las calles intervenidas para instalar tuberías subterráneas en tres cantones josefinos, se quedó corto por imprevistos que, a su vez, causan demoras de varios meses en las obras.

Con los trabajos, el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) pretende colocar la red sanitaria que trasladará los residuos de Vázquez de Coronado, Curridabat y Moravia hacia la planta de tratamiento Los Tajos, en La Uruca.

Hoy, los vecinos denuncian que las vías se llenaron de zanjas, pero las obras quedaron “abandonadas” desde hace semanas e incluso meses.

"Tienen como cinco meses que hicieron la zanja y hasta ahora están empezando a tapar, yo tuve que ir a la Municipalidad a quejarme porque no podía sacar el carro y a mi esposa para llevarla a las citas solo la puedo trasladar en silla de ruedas", comentó Alfredo Mora quien vive cerca de la Cruz Roja de Coronado.

Cerca de ahí, se ubica la panadería La Princesa, en donde Yorleny Mora quien es dependiente aseguró que las ventas han bajado desde que se iniciaron las obras.

"Es demasiado el polvo, aquí por ser una panadería tenemos que pasar limpiando todo el día y no dura limpio, además gente que venía en carro ya no pasa por aquí", afirmó Mora.

Los trabajos son necesarios para poder conectar estas comunidades con la nueva planta de tratamiento de Los Tajos en La Uruca, la cual recibirá las aguas residuales de 11 cantones de la Gran Área Metropolitana (GAM), entre ellos los tres perjudicados con los atrasos.

De acuerdo con Manuel Salas, subgerente del AyA en estos sectores se toparon con situaciones no planeadas que requirieron la modificación de los contratos con las empresas a cargo de la obra para contar con el material adicional necesario para concluir los trabajos.

Estos imprevistos incluían diferencias en tipos de pavimentos y grosores de asfalto, conexiones ilegales, rocas de gran tamaño bajo las carpetas de asfalto y hasta tanques sépticos ubicados bajo la vía pública.

"Solo en Moravia, son seis tipos de pavimentos (...) no existen mapas o planos de qué es lo que hay", aseguró Salas.

Según el funcionario esas variaciones entre lo que se había determinado y lo que se han ido encontrando en el campo, son las que hacen necesarios los ajustes en las cantidades de asfalto.

"Hay áreas donde se encuentra asfalto muy delgado y otras donde han recarpeteado tanto que hay un gran espesor, (otras) donde el asfalto de las orillas es muy viejo y está fracturado (...) por eso es que se deben hacer los ajustes correspondientes para contratar asfalto adicional, no es que se acabó el asfalto y lo vamos a dejar botado", añadió.

Salas aseguró que los reajustes en estos tres cantones ya se hicieron y se está a la espera de que se concluyan negociaciones con los contratistas y se finiquiten los trámites con los bancos que financian la obra, para contar con los fondos adicionales.

En el caso de Curridabat, el principal atraso lo enfrentan quienes viven en los localidades de Granadilla y en la calle que pasa frente a la zona industrial (cercanías de Café Volio).

De acuerdo con la información del AyA, en ese sector se requiere que la orden de modificación presupuestaria sea aprobada por el contratista para iniciar el asfaltado. En Granadilla, los sectores que aún no se han asfaltado están a la espera de las pruebas correspondientes a las tuberías. Ahí el avance de las obras es de un 29%.

En Curridabat el atraso se da en una de las vías principales de la zona industrial por lo que los huecos además generan largas presas.
En Curridabat el atraso se da en una de las vías principales de la zona industrial por lo que los huecos además generan largas presas.

Mientras que en Vázquez de Coronado, ya se retomaron las obras en los sectores que estaban rezagados.

El sector con menor avance es el de San Antonio, donde los trabajos apenas tienen un 7% de progreso.

En Moravia está pendiente la ruta nacional 220 (que comunica la Trinidad de Moravia con el sector de Paracito).

En esa vía, el atraso se dio debido a que el precio del asfalto varió con respecto al de las rutas cantonales. Se tiene prevista que reposición de la carpeta asfáltica en esta calle inicie la tercer semana de julio.

Roberto Zoch, alcalde de ese municipio dijo que esto provocó incorformidades tanto entre el ayuntamiento como en los vecinos y comerciantes.

"La principal incorfomidad es que no se está haciendo recarpeteo completo, solo sobre la zanja, la segunda son los atrasos en las obras", afirmó Zoch.

Según dijo la gente también ha mostrado su descontento en cuanto al hecho de que se abrieron los 2,1 kilómetros de vía para dejarlos abiertos y llegar a asfaltarlos dos meses después, en lugar de hacerlo por pequeños tramos e irlos completando de una vez.

El proyecto. El proyecto de alcantarillado sanitario tiene como fin instalar 220 kilómetros de tubería en 11 cantones del Gran Área Metropolitana (GAM). El costo original es de $388 millones.

Según los datos del AyA ya se han colocado 58,8 kilómetros de tuberías y 6.675 previstas frente a casas y comercios, con el fin de que estas hagan sus descargas de aguas residuales a la red de alcantarillado sanitario que desembocará en la planta de tratamiento de Los Tajos en La Uruca. Esto permitirá liberar ríos y quebradas de desechos y residuos sólidos.

En el área denominadacomo "redes sur" se intervienen localidades como Granadilla, Curridabat, Tirrases, Lomas de Ayarco, La Lía, Damas, Desamparados y San Antonio.

Mientras que en "redes norte", se coloca tubería en Tibás, La Trinidad de Moravia, y Coronado: San Isidro, San Antonio, San Rafael y Dulce Nombre de Jesús.

Según el AyA el plazo entre la apertura de la zanja y la colocación del asfalto, no debe sobrepasar los 45 días.

El proyecto en general debe concluirse por completo en julio del otro año.

Etiquetado como: