2.000 personas están sin agua

Por: Daniela Cerdas E. 28 agosto, 2014
Nueva ruptura en el tubo madre en Curridabat.
Nueva ruptura en el tubo madre en Curridabat.

Acueductos y Alcantarillados (AyA) estima que al final de la tarde de este jueves se terminará de reparar el tubo madre que ayer y hoy se rompió frente a Aldesa, en Pinares de Curridabat, y se restablecerá el servicio de agua a las 7 p. m.

Eduardo Lezama, gerente del AyA, explicó que el ingeniero hizo la valoración de la nueva ruptura que se presentó hoy y determinó que había que cambiar el tubo de seis metros porque presentaba fatiga del material. Es por este motivo que se rompió, y luego de su reparación, presentó hoy una nueva ruptura.

El tubo tiene cerca de 30 años de antigüedad y está hecho de hierro fundido.

"Ya tenemos la zanja hecha para sacar el tubo. Ahora tenemos que extraerlo y sustituirlo. A las 7 p. m. el ingeniero prevé que se terminen los trabajos e, inmediatamente, se cabrirán las válvulas para restablecer el servicio de agua.

Lezama dijo que cerca de 2.000 personas están sin agua del todo en los alrededores de Curridabat. A unas 3. 000 se les suministró el líquido luego de hacer un redireccionamiento de los caudales.

La Policía de Tránsito informó que se mantiene cerrado el paso entre el cruce de la bomba La Galera y el Walmart en Curridabat, por carretera vieja.

La ruptura ayer de este tubo madre produjo inundación en seis viviendas en Pinares de Curridabat y daños en varios vehículos.

De las seis viviendas damnificadas, una sufrió pérdidas bastante graves.

Aunque todavía no es posible determinar la totalidad de los daños en ese inmueble, tres de cuatro vehículos afectados con la inundación están valorados, según sus dueños, en más de ¢90 millones.

Etiquetado como: