Municipalidad local insiste en que desea seguir administrándo el suministro de agua

Por: Eillyn Jiménez B. 8 febrero, 2016
En la toma hay elementos para hacer una trampa de lodo y así disminuir la cantidad de barro que llega a los hogares.
En la toma hay elementos para hacer una trampa de lodo y así disminuir la cantidad de barro que llega a los hogares.

Los problemas con la calidad y cantidad de agua en Aserrí han puesto en a las autoridades a pensar en alternativas para solucionar la situación.

Una de las opciones que se ha barajado, es que Acueductos y Alcantarillados (AyA) asuma la administración del acueducto; sin embargo, la municipalidad afirmó que desea seguir a cargo.

Yamileth Astorga, presidenta ejecutiva del AyA, afirmó que la institución está dispuesta a asumir la administración del acueducto municipal de Aserrí, siempre y cuando el ayuntamiento dé el visto bueno para hacerlo.

Astorga reconoció que, a pesar de que se ha hablado del tema, no se ha llegado a un acuerdo para el traspaso.

“Nosotros tenemos la potestad de llegar y coger el acueducto, pero no hay interés de hacer las cosas así a la fuerza. Requerimos de un estudio técnico y del convencimiento de quien opera actual el acueducto”, dijo Astorga.

De acuerdo con la jerarca, han tenido varias reuniones con las autoridades locales y saben que la falta de recursos es el problema más serio en este momento.

“El AyA puede asumir el abastecimiento de los poblados de la parte baja de Aserrí. Se ha hecho una revisión, porque lógicamente no podríamos decir que sí hasta saber cuál es el volumen que se va a requerir, por lo cual sabemos que sí hay posibilidades y capacidad para asumir la región”, manifestó la Presidenta Ejecutiva.

Astorga no precisó cuáles serían los distritos que abastecerían, debido a que será el acuerdo el que determine finalmente las zonas de las que se encargarán.

Protocolo. Para cambiar la administración de un acueducto, primero se realiza un estudio del estado del sistema actual, para que a partir de eso se realicen propuestas de mejoras.

“Cuando se llega a un acuerdo se realiza el cálculo y la presentación del presupuesto, luego se hacen las modificaciones necesarias”, expresó Astorga.

La jerarca insistió en que lo más importante es garantizar seguridad de la población y velar por la calidad de las aguas.

“A nosotros no nos sobra el agua, pero contamos con la posibilidad de que si asumimos el acueducto, se realizarán una serie de cambios y mejoras al sistema”, añadió.

La funcionaria sabe que los beneficios no se percibirán de inmediato, pero acepta que los cambios en las tarifas serán notables.

“Al inicio tendríamos una tarifa básica que es baja, pero cuando se realizan las mejoras se pasa a una tarifa plena. Regularmente las municipalidades cobran una cuota baja, por lo que uno de los impactos para la población es el cobro y en ocasiones, eso genera resistencia”, explicó Astorga.

La semana pasada, Leticia Castro, alcaldesa de Aserrí, aseguró que la municipalidad no tiene pensado ceder la administración de los acueductos y más bien habló de procesos de mantenimiento y mejoras en estos espacios.