Entidad detectó 800 servicios operando sin autorización

Por: Mercedes Agüero 13 diciembre, 2012

San José (Redacción). El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) inspeccionó 7.500 conexiones de alcatarillado sanitario con el fin de atacar las conexiones ilegales a ese servicio.

La revisión permitió detectar unas 800 conexiones sin ningún tipo de permiso. Estos clientes tampoco estaban pagando la tarifa correspondiente por el uso de la infraestructura.

Con el registro y puesta al día de estos servicios, AyA logró aumentar su facturación en ¢12,6 millones mensuales.

Los datos fueron suministrados esta mañana por la presidenta ejecutiva de la institución, Yessenia Calderón durante una conferencia de prensa en la cual dio una rendición de cuentas de lo actuado en el año.

Calderón además explicó que gracias al aumento en las tarifas aprobado este año por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) la entidad cierra el 2012 con sus finanzas estables lo cual se refleja en un resultado positivo de ¢17.582 millones. Esto no se pueden considerar ganancias porque son recursos para inversiones aseguró la funcionaria.