Por: Mercedes Agüero 1 marzo, 2013

La falta de un reglamento a la ley que norma el mercado del gas en Costa Rica impide controlar las ventas de ese producto en lugares no apropiados, como las casas.

Así lo denunció ayer Gilberto Campos, vicepresidente de la organización Consumidores de Costa Rica, durante un videochat organizado por La Nación.

En la actividad también participó el gerente de Comunicación de Zeta Gas, Felipe Mejía.

En el chat algunos usuarios denunciaron que hay viviendas donde se almacena y se vende gas.

Campos manifestó que conocen estos casos y que han buscado respuestas en las Municipalidades, pero de ahí los remiten al Ministerio de Salud y esa entidad dirige las consultas al Cuerpo de Bomberos.

En su criterio, lo que ocurre es que por la ausencia de un reglamento de GLP (gas licuado de petróleo), no se puede prohibir expresamente esa actividad en casas.

Sin embargo, Mejía dijo que sí hay regulación, e instó a los usuarios a denunciar estos casos ante Salud, Bomberos (si perciben riesgo) o ante la empresa Zeta Gas para visitar el sitio y hacer la denuncia.

“Son lugares que siguen distribuyendo cilindros de una marca rellenados en forma clandestina por otras empresas”, aseguró.