Iglesias realizan sus preparativos para el Miércoles de Ceniza

Por: Hugo Solano 3 marzo, 2014

El Arzobispo de San José, José Rafael Quirós, llamó a los creyentes a vivir una actitud de apertura a la acción misericodiosa de Dios, durante la Cuaresma.

Este tiempo de la Iglesia católica comienza con el Miércoles de Ceniza, este 5 de marzo, y seguirá durante cinco semanas más hasta la celebración de la Semana Santa.

"Dejémonos transformar por el Amor", dice el mensaje que colocó el arzobispo en su Facebook.

Los católicos se impondrán la ceniza este miércoles, dando inicio al tiempo de Cuaresma de la iglesia Católica.
Los católicos se impondrán la ceniza este miércoles, dando inicio al tiempo de Cuaresma de la iglesia Católica.

Quirós a dvierte que no faltará quien piense que la Cuaresma solo alimenta sentimientos de culpabilidad y de cumplimiento de actos externos, como la limosna, el ayuno y la oración.

Por ello, añade que la liturgia invita a aceptar -con humildad y objetividad- el pecado, porque rompe la relación de amor con Dios y a los hermanos. De allí, nace este tiempo de penitencia, agrega el sacerdote, para "abrirse al perdón, prepararse al perdón y dejarse transformar".
Quirós citó el mensaje del papa Francisco quien vive su primera Cuaresma, como Pontífice. E l Papa afirma que es un tiempo adecuado "para despojarse".

"Nos hará bien preguntarnos de qué podemos privarnos a fin de ayudar y enriquecer a otros con nuestra pobreza", agrega Quirós.

El experto en liturgia, el presbítero Alfonso Mora, afirmó que los evangelios de Cuaresma tendrán un acento en los valores bautismales, cuyas exigencias son profesar la fe, crecer en ella, ser testigo de Cristo y ejercer con Cristo la acción del buen samaritano, es decir, la caridad.

Mora dijo que sigue vigente la práctica de no comer carne los viernes de Cuaresma; además, el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo son días de ayuno para los fieles católicos.

El sacerdote de San Antonio de Coronado, Jafet Peytrequín, agregó que persiste la abstinencia de la carne, pero que se pueden ofrecer otras penitencias, como no usar redes sociales, el celular o la televisión, entre otras.

"La idea es dejar claro que no se es esclavo de algo. Si alguien renuncia por un día a eso, demuestra que es libre en Dios y puede abstenerse", acotó.