Por: Irela Fornaguera 3 febrero, 2015

La Aresep lanzó una alerta sobre la calidad de los cilindros de gas que están a la venta.

Luego de revisar la calidad de 17.238 tanques, detectó fugas y corrosión en 2.638; es decir, el 15% del total, lo cual era un peligro para los consumidores.

Son tres las empresas envasadoras: Gas Zeta, Súper Gas y Gas Tomza.

Según la normativa nacional, ellas son las responsables de sus cilindros. Por ello, en agosto de 2014 se les ordenó sacar del mercado aquellos tanques que no contaran con la debida identificación. Los cilindros que ingresen al país deben tener troquelada en su cuello información sobre su fecha de fabricación, peso del cilindro vacío, nombre de la empresa envasadora y número de serie.

Esta información es vital para darle seguimiento a un cilindro y sacarlo del mercado cuando no cumple con los requisitos.

La Aresep halló que el 7% de la muestra total presentó fugas; otro 7%, hoyos de corrosión; el 38% no tenía el espesor mínimo en paredes del cilindro, y el 87% carecía de datos troquelados.

De acuerdo con la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), el 10% de los cilindros de Tomza registró fugas en la válvula; Súper Gas presentó este problema en el 8% de los envases, y Gas Zeta, en el 6%.

Cada envase debe tener troquelados, en su cuello, datos sobre fecha de fabricación, peso, nombre de la envasadora y serie. | MARCELA BERTOZZI
Cada envase debe tener troquelados, en su cuello, datos sobre fecha de fabricación, peso, nombre de la envasadora y serie. | MARCELA BERTOZZI

Carolina Mora, vocera de la Aresep, informó de que los cilindros se someten a una inspección visual con agua jabonosa para detectar fugas.

Por otra parte, el 38 % de los cilindros evaluados tuvo, al menos, una no conformidad en el espesor mínimo de pared. Ese problema se evidenció en el 43% de los tanques de Gas Zeta y en el 33%, en el caso de Tomza.

El 87 % de los envases no cuentan con los datos de troquelado.

Mala calificación. La vocera de la Aresep informó de que Gas Zeta obtuvo la peor nota en cuatro de las cinco variables evaluadas (problemas de espesor, peso, corrosión y falta de datos).

El 96% de los cilindros de Gas Zeta venían con información incompleta en la etiqueta; el 84% de sus envases registró un peso menor al debido, el 10% presentó corrosión y el 8%, fugas.

Alejandro Bettoni, de Gas Zeta, aseguró ayer por la tarde que su empresa aún no había sido notificada de los resultados del estudio, por lo que no se referiría.

“Lo que sí le digo es que nuestros cilindros cumplen al 100% con la normativa vigente a la fecha de su fabricación, tal y como se exige”, manifestó Bettoni.

Etiquetado como: