Por: Juan Fernando Lara 28 octubre, 2015

Juan Fernando Lara S.

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) rebajaría en las facturas de los consumidores el costo que representó la interrupción de servicios públicos por la huelga realizada este lunes.

Vista del edificio de Aresep en Guachipelín (Escazú). | ARCHIVO
Vista del edificio de Aresep en Guachipelín (Escazú). | ARCHIVO

El posible ajuste favorable a los usuarios se aplicará en caso de que dicho movimiento de protesta sea declarado ilegal.

Así lo confirmó Juan Manuel Quesada, intendente de Energía de Aresep, quien señaló que la medida afectaría al Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y a la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

Quesada señaló que las administraciones de ambas instituciones solicitaron la declaratoria de ilegalidad de la huelga ante los juzgados competentes.

Además, Aresep ya les pidió a ambas empresas detallar el costo de la interrupción de los servicios durante la jornada de protesta.

Más allá de los acuerdos entre el Poder Ejecutivo y los sindicatos que convocaron la manifestación, ahora habrá que esperar lo que un juez resuelva sobre las gestiones de Recope y del ICE.

Quesada recordó que el 18 de noviembre del 2003, la Aresep ordenó al ICE rebajar de los recibos de sus clientes de telecomunicaciones la suma de ¢448 y ¢172 en servicios de telefonía fija y móvil, respectivamente.

Lo hizo para resarcir a consumidores afectados cuando esos servicios se vieron afectados debido a una huelga de trabajadores de esa institución, entre el 16 de mayo y el 4 de junio del 2003.

El ICE recurrió la medida, pero la Aresep la desestimó. Posteriormente, la entidad llevó el caso al Juzgado Contencioso-Administrativo, que declaró sin lugar la demanda.

El Juzgado concluyó que la acción de la Aresep no era una sanción, sino una devolución tarifaria equivalente al costo del servicio público que no se prestó.