El Consejo de Transporte Público (CTP) tiene que publicar una metodología para calcular el precio.

Por: Steven Oviedo 20 noviembre, 2015

Redacción

La Intendencia de Transporte de la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep) nuevamente rechazó la solicitud de la empresa Riteve SyC, encargada de la revisión técnica vehicular, para incrementar un 205% la tarifa para el 2016.

Con este incremento, la prueba para un vehículo liviano iba a pasar de ¢9.930 a ¢30.320.

De las 16 clasificaciones que hace Riteve de vehículos, solo las motocicletas, automóviles y taxis no tienen como principal falla los frenos. (foto con fines ilustrativos).
De las 16 clasificaciones que hace Riteve de vehículos, solo las motocicletas, automóviles y taxis no tienen como principal falla los frenos. (foto con fines ilustrativos).

La Aresep aduce que carece de una metodología por parte del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), por lo cual no puede calcular los ajustes tarifarios, situación que se presenta desde el 2005, año en el que se dio el último aumento.

Este modelo tarifario y la metodología deben ser emitidos por el Consejo de Transporte Público (CTP), que no ha resuelto este problema desde el 2005.

"La Aresep ha solicitado al Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) la metodología indicada en la cláusula del contrato; sin embargo, a la fecha no han remitido la documentación necesaria", detalló Aresep en un comunicado.

Hace un año, cuando Riteve solicitó un ajuste del 202%, la vocera de la Aresep, Carolina Mora, explicó que, según la Ley de Tránsito, la fijación tarifaria le compete a la Autoridad Reguladora solo cuando hay varios operadores ofreciendo los servicios de revisión vehicular.

"Empero, como en la actualidad únicamente hay un operador, le corresponde al MOPT definir la metodología y publicarla", dijo en aquel momento.

Esta semana, Riteve pidió el aumento de 205% debido a que desde el 2005 no se realiza un ajuste y las últimas ocho solicitudes tarifarias fueron rechazadas.

Según datos de Riteve, en caso de que los porcentajes rezagados se hubieran aplicado en su momento, el aumento para este año habría sido de un 1%, lo que habría significado un aumento de ¢287.

"Confirmamos haber recibido la notificación, pero no tenemos nada más que agregar respecto al tema, pues ya habíamos dado nuestra posición en el comunicado cuando presentamos la solicitud", explicó Jennifer Hidalgo, vocera de Riteve.