12 julio, 2014

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) retiró ayer la concesión a la firma autobusera Deldú, la única que ofrece servicio directo entre San José y Peñas Blancas, frontera con Nicaragua.

La vocera de Aresep, Carolina Mora, explicó que se comprobó que, en esa ruta, la empresa cobró tarifas no autorizadas y realizó trayectos que nunca le fueron aprobados.

La empresa Deldú era dueña de la concesión desde el 2007. | ARCHIVO
La empresa Deldú era dueña de la concesión desde el 2007. | ARCHIVO

Para no dejar a los pasajeros sin la opción de traslado, Deldú tendrá tres meses más para operar. Mientras tanto, el Consejo de Transporte Público (CTP) debe definir una solución: si darle el trayecto a otra compañía de transportes o renovarle la concesión a Deldú.

Según Mora, la autobusera es reincidente, ya que esta es la tercera ocasión en que la Reguladora logran verificar irregularidades.

“Desde el año 2000, estamos dando seguimiento a las prácticas indebidas de esta empresa. En el 2000 y, otra vez, en el 2003 se demostró el cobro de tarifas no autorizadas, pero hasta ahora se ordena quitarles la concesión”, dijo la vocera.

Este caso se originó en una queja presentada desde el 2008 por un ciudadano, quien denunció que (en ese entonces) Deldú le cobró ¢435 adicionales por ese recorrido.

La decisión será comunicada al CTP, con una recomendación para que, debido al historial, la concesión no sea renovada.

La Nación intentó ayer obtener una reacción del representante legal de Deldú, Eladio Ramírez, pero la recepcionista Luana Chinchilla indicó que “con respecto a eso, no quiere brindar información”. Colaboró el periodista Diego Castillo