Familias estarían divididas en cinco grupos según su gasto de electricidad; cada uno con tarifa distinta

Por: Sofía Chinchilla C. 1 junio

Una propuesta de la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos (Aresep) intenta motivar a las familias a bajar el consumo de luz.

Su plan cambiaría la forma en la que las empresas distribuidoras le cobran el servicio a sus clientes residenciales.

El primer paso sería dividir a las familias en cinco grupos o quintiles, según su consumo. Cada grupo tendría una tarifa diferenciada.

Así cambiaría el cobro de luz
Así cambiaría el cobro de luz

En el primero estarían los hogares que gastan menos luz y para los cuales la tarifa sería más baja, mientras que los que más consumen se ubicarán en el quinto grupo y tendrían una tarifa más cara.

En el modelo vigente –el cual no se actualiza desde hace más de 25 años– hay dos tarifas. La primera aplica para los primeros 200 kilovatios de consumo mensual, y otra, más cara, por los kilovatios que excedan ese límite.

De acuerdo con la propuesta, los que queden en el primer grupo serán los que menos gasten y por lo tanto a los que se les cobre más barato cada kilovatio. El costo de la electricidad aumentaría escalonadamente según el grupo al que se pertenezca, lo que puede cambiar si una familia reduce o aumenta su consumo.

Según la Aresep, el cambio beneficiaría al 65% de los abonados, quienes se ubicarían en los dos bloques con menor consumo y, por tanto, con las tarifas más bajas.
Según la Aresep, el cambio beneficiaría al 65% de los abonados, quienes se ubicarían en los dos bloques con menor consumo y, por tanto, con las tarifas más bajas.

"La estructura actual no promueve el ahorro en la medida en que no existen incentivos para que los consumidores hagan esfuerzos para mantenerse en uno u otro bloque", explicó Mario Mora, intendente de Energía de la Aresep.

"¿Por qué esto (el nuevo plan) promueve el ahorro energético? Porque precisamente quienes están muy cerca del límite para pasar al siguiente bloque van a hacer esfuerzos de ahorro para no moverse. O si pertenecen a un bloque pero están muy cerca del límite del anterior, harían un esfuerzo de ahorro también para devolverse al bloque de antes. Esa es la esencia de tener cinco bloques", señaló Mora.

Los rangos de los grupos y las tarifas de cada empresa distribuidora serán diferentes. La Aresep presentó este jueves una primera propuesta a las compañías, la cuales pueden hacer observaciones o peticiones.

El ente regulador espera que las compañías les hagan llegar sus recomendaciones en no más de 15 días. La propuesta final se someterá a una audiencia pública, para la cual, según Mora, es difícil estimar una fecha.

En el país operan ocho compañías distribuidoras de electricidad: El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), la Junta Administrativa del Servicio Eléctrico Municipal de Cartago ( Jasec ), la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH), Coopelesca, Coopeguanacaste, Coopesantos y Coopealfaro.

Impacto para los usuarios

De acuerdo con Mora, el cambio en el modelo de cálculo de las tarifas busca rebalancear los ingresos de las compañías. En otras palabras, se pretende redistribuir el cobro entre el mismo número de abonados, pero que las ganancias de las empresas eléctricas sean las mismas.

Según la Aresep, con el cambio, cerca del 65% de los usuarios del país se ubicarían en los primeros dos bloques de consumo, por lo cual podrían ver reducida su factura eléctrica.

No obstante, reconoció que para las familias que más gastan luz el cobro podría aumentar.

El ajuste aplicaría únicamente para los 1,6 millones de abonados residenciales del país.

Consultados por La Nación, voceros del ICE, Jasec, la ESPH y la CNFL informaron de que sus equipos iniciarán el análisis de la propuesta de la Aresep, y que entregarán sus observaciones en el plazo señalado por el ente regulador.

Ginnés Rodríguez, vocera de la ESPH, detalló que uno de los aspectos que deben valorarse es si el cambio sería beneficioso para los abonados, pues si un cliente excede el límite de alguno de los quintiles, aunque sea de forma mínima, automáticamente debería pagar una tarifa superior.

"En primera instancia nos refleja que hay una intención por tratar de bajar el monto que pagan las personas que consumen menos, y más bien que sean los que consumen más quienes amortigüen ese gasto", dijo Rodríguez.

Colaboró la periodista Vanessa Loaiza.