Por: Mercedes Agüero 27 septiembre, 2012
 El aumento de entre ¢10 y ¢1.105 rigió durante dos meses. | ARCHIVO.
El aumento de entre ¢10 y ¢1.105 rigió durante dos meses. | ARCHIVO.

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) llevará a audiencia pública el 23 de octubre el modelo para fijaciones extraordinarias de los pasajes de autobús.

Bajo este mecanismo, las tarifas de buses de todo el país se revisarán dos veces al año, en enero y junio, para ajustarlas a las variaciones en el precio de los combustibles, salarios, repuestos y mantenimiento, y gastos administrativos.

Este es el segundo intento que hace la Aresep de crear una metodología extraordinaria para establecer las tarifas de autobuses.

A finales del 2011 la entidad aprobó un mecanismo que luego fue eliminado por la Sala Constitucional atendiendo un recurso de amparo presentado por el diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC) Manrique Oviedo.

El legislador alegó que la Aresep no había sometido a audiencia un transitorio incluido en la metodología y utilizado posteriormente para fijar las tarifas de buses.

Los magistrados, además, le ordenaron al ente regulador dejar sin efecto el alza de 11,2%, en promedio, en los pasajes de buses que comenzó a regir el 23 de abril.

Dicha disminución se aplicó el 28 de junio. Sin embargo, a los usuarios no se les reintegró el dinero pagado de más durante los dos meses en que rigió el incremento.

La Aresep informó ayer de que el objetivo del modelo propuesto “es reconocer oportunamente en las tarifas los cambios –aumentos o disminuciones– en los precios de algunos costos ajenos a la administración del prestador del servicio (los autobuseros)”.