Embalse de Arenal alcanzó nivel superior al proyectado

Por: Patricia Recio 8 abril, 2015
Con 330 megavatios de capacidad instalada para generación hidroeléctrica, el embalse Arenal es el único capaz de guardar agua en un año para generación en otro. Allí reside la importancia del nivel de sus aguas. | ÁLBERT MARÍN.
Con 330 megavatios de capacidad instalada para generación hidroeléctrica, el embalse Arenal es el único capaz de guardar agua en un año para generación en otro. Allí reside la importancia del nivel de sus aguas. | ÁLBERT MARÍN.

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos exigió al Instituto Costarricense de Electricidad vender los excedentes de electricidad que se generen durante la época lluviosa.

Juan Manuel Quesada, Intendente de Energía, explicó que durante el 2015 y 2016 es probable que se generen excedentes de electricidad, por lo cual es necesario que el ICE esté preparado para continuar aprovechando las oportunidades que ofrece el Mercado Eléctrico Regional.

Según la Aresep, cuentan con información en la cual se advierte que en los primeros meses de 2015 el embalse de Arenal alcanzó un nivel muy superior al proyectado (5 metros por encima de lo programado), ubicándose a tan sólo 2 metros del máximo, situación que podría obligar al ICE a realizar vertimientos, considerando la entrada en operación, en 2016, del proyecto hidroeléctrico Reventazón. El 60% del consumo energético del país proviene del recurso hídrico.

Ante este panorama, la Intendencia de Energía solicitó al ICE un plan de colocación de excedentes de electricidad en el mercado regional entre abril de este año y diciembre del 2016.

"Esperamos una respuesta positiva del ICE, considerando que se trata de una oportunidad para incidir en las tarifas de la electricidad y favorecer a los usuarios", dijo el Intendente de Energía.

La exportación de electricidad significó una ganancia de $3,6 millones el año pasado.

La participación de Costa Rica en el Mercado Eléctrico Regional (MER) significó un beneficio para los usuarios de $44,4 millones. Las importaciones de electricidad a precios más bajos le permitieron al país reducir el consumo de combustibles, sustituyendo la generación térmica por la compra de electricidad proveniente del MER.