Fondos financiarían instalación de nuevos hidrantes y reparación de los existentes

Por: Juan Fernando Lara 9 febrero, 2016
En los barrios de La Pitahaya y Mantica (distrito de La Merced, San José) abundan los hidrantes en mal estado o con poco caudal.
En los barrios de La Pitahaya y Mantica (distrito de La Merced, San José) abundan los hidrantes en mal estado o con poco caudal.

San José.

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) aprobó un aumento de ¢9,5 a lo largo de cinco años en la tarifa por el servicio de hidrantes a los abonados del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA).

Los usuarios pasarán de cancelar una cuota de ¢15 por metro cúbico en la actualidad, a ¢16,5 en el 2016. Las tarifas se incrementarán anualmente hasta llegar a ¢26 en el 2020, detalló Aresep.

El ajuste solicitado por AyA financiaría la instalación de nuevos hidrantes y reparación de los existentes por un costo que asciende a ¢14.789 millones.

La intención es que el Instituto debe instalar 500 nuevos hidrantes cada año, por los próximos cinco, hasta sumar 2.500 en el 2020.

La tarifa actual es de ¢15 por metro cúbico (m3) para el servicio medido y de ¢320/m3 para servicios fijos. Con el cambio propuesto anunciado hoy por la intendencia de Agua de Aresep, las tarifas quedarán así:

  • En el 2016, abonados con medidor ¢16,5 por m3 y ¢350 por mes a servicios fijos.
  • En el 2017, abonados con medidor ¢20 por m3 y ¢350 por mes a servicios fijos.
  • En el 2018, abonados con medidor ¢22 por m3 y ¢470 por mes a servicios fijos.
  • En el 2019, abonados con medidor ¢24 por m3 y ¢510 por mes a servicios fijos.
  • En el 2020, abonados con medidor ¢26 por m3 y ¢555 por mes a servicios fijos.
El AyA también debe invertir ¢1.304 millones en la reparación o sustitución de 1.665 hidrantes, que estén en condición regular o mala a lo largo de los próximos cuatro años.

Para los acueductos rurales, conocidos como Asociaciones Administradoras de Sistemas de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios (Asadas), se aplicarán las mismas tarifas aprobadas a AyA, pero serán consideradas máximas, explicó Aresep en un comunicado esta tarde.

Esta disposición es así en vista de que en zonas rurales los hidrantes se pueden instalar a mayor distancia entre ellos y a que en muchas comunidades se logró cumplir con la meta de colocación de hidrantes, por lo cual los usuarios solo tendrán que pagar el monto de mantenimiento del servicio.