Mayoría de las irregularidades se concentró en las bombas de Alajuela

Por: Daniela Cerdas E. 29 enero, 2014

Una de cada cinco gasolineras del país fue reportada, el año pasado, debido a incumplimientos relativos a la calidad y a la cantidad del combustible ofrecido a sus clientes, informó la Aresep.

A raíz de una serie de inspecciones, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) encontró anomalías en 62 estaciones de servicio de un total de 346 situadas en todo el territorio nacional.

Las irregularidades tienen que ver con presencia de agua o sedimentos (45 casos), alteraciones en la temperatura de inflamación (14), coloración diferente a la establecida (6), octanaje inferior al que corresponde (4) y mayor presencia de azufre (1), entre otros.

Las 62 gasolineras representan el 18% de los comercios autorizados en el país para esa actividad.

Alajuela es la provincia en donde más gasolineras presentaron anomalías, con un total de 19 (27% del total de las estaciones que funcionan en esa provincia).

Le siguen Cartago (24% de sus estaciones), Puntarenas (20%) y San José (17,5%). En esta última provincia, hubo problemas en 18 de las 103 gasolineras en operación.

Las provincias que presentaron menos problemas fueron Guanacaste (dos ) y Limón (una).

Anomalías. Las 62 gasolineras acumularon un total de 85 faltas. La cantidad de anomalías se duplicó en cuestión de un año, pues durante el 2012 la Aresep detectó 47 y en el 2011, reportó 25.

Las gasolineras deben verificar el estado de los dispensadores. En la foto, Joel Montero atiende al camionero Francisco Castro. | ARCHIVO
Las gasolineras deben verificar el estado de los dispensadores. En la foto, Joel Montero atiende al camionero Francisco Castro. | ARCHIVO

José Miguel Masís, director ejecutivo de la Cámara de Empresarios del Combustible, exteriorizó que los gasolineros poco pueden hacer debido a que el combustible viene directamente de los planteles de la Refinería Costarricense de Petróleo (Recope).

“Hemos estado tratando el tema con la Aresep para determinar cuál es la situación que se ha presentado. Debe investigarse el tema del transporte desde Recope hasta las gasolineras, ya que creemos que es ahí donde se contamina”, dijo.

“En Alajuela se ha presentado la mayor cantidad de anomalías, ya que el plantel de La Garita reporta que han estado recibiendo combustible que no cumple con la norma. A veces, a simple vista se puede detectar, pero a veces requiere análisis de laboratorio que no se puede realizar en los planteles”, puntualizó Masís.

La Aresep inició procesos administrativos sancionatorios. Estos podrían resultar en multas que van de los ¢1,8 millones a los ¢7,2 millones. Dependiendo de la gravedad de la falta, podría darse la pérdida del permiso para prestar el servicio.

Etiquetado como: