Por: Mercedes Agüero 30 junio, 2012

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) le negó un incremento del 2,1% a Recope, aunque sí autorizó un aumento de ¢1 para la gasolina plus y el diésel por variación del impuesto.

Para la gasolina súper y el combustible de aviación (Av-gas), el alza será de ¢2 por cada litro.

De esta forma, el litro de súper pasará de ¢746 a ¢748; la plus de ¢735 a ¢736 y el diésel de ¢667 a ¢668.

Los nuevos precios entrarán a regir el día siguiente a su publicación en La Gaceta.

Esta es la primera variación en el precio de los combustibles luego de que la Sala Constitucional rechazara dos recursos de amparo que mantenían frenadas las fijaciones desde abril.

Rechazo a Recope. Asimismo, la Autoridad Reguladora rechazó un incremento pretendido por la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) para cubrir sus costos operativos.

Este ajuste hubiera representado un aumento de ¢9 por litro de combustible para el consumidor.

El ente regulador rechazó la petición, al alegar inconsistencias en varios de los rubros del margen de operación que se requiere calcular para definir un nuevo precio de los precios de los combustibles que expende la Refinadora.

Ante la falta de información detallada y su justificación, se corre el riesgo de aumentar o disminuir desproporcionadamente los precios entre productos y afectar el equilibrio financiero de Recope. “Por lo anterior, no es posible avalar los ajustes de precios solicitados por la empresa estatal”, indica la resolución del ente regulador.

La Aresep también excluyó gastos de refinación incluidos en la propuesta de alza pues la planta refinadora de Moín está paralizada desde agosto anterior.