Comprar 45 litros de gasolina súper costará ¢27.090 en vez de ¢23.310 como en la actualidad; una diferencia de ¢3.780.

Por: Juan Fernando Lara 24 junio, 2016

San José

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) aprobó el aumento de ¢84 en el precio por litro de gasolina súper, ¢77 para el de gasolina regular y ¢71 en el litro de diésel, solicitado el 13 de junio por la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

Esta alza se sentirá en los bolsillos de los consumidores a partir de la otra semana, una vez que salga publicada en el diario oficial La Gaceta. Se trata del cuarto incremento seguido en lo que va del año.

El cambio hará que el litro de gasolina súper vuelva a rebasar los ¢600 al pasar de ¢518 en la actualidad a ¢602. En el caso de la regular, se incrementará de ¢498 a ¢575 y, respecto al diésel, pasará de ¢380 a ¢451 pues también se aprobó un alza de ¢71 en ese carburante.

A partir de la otra semana, para llenar el tanque de un vehículo con capacidad para 45 litros se deberá pagar ¢27.090 en vez de ¢23.310, en el caso de la gasolina súper, una diferencia de ¢3.780.

Si mensualmente usted llena el tanque dos o tres veces con este combustible, el ajuste supone ¢7.650 o ¢11.340 adicionales al mes, respectivamente.

Si fuera gasolina regular, pasará de ¢22.410 en la actualidad a costar ¢25.875; una variación de ¢3.465 por cada tanque lleno. De ser diésel, el costo pasará de ¢17.100 a ¢20.295 (¢3.195 adicionales).

Este ajuste no incluye la adición de ¢5.000 millones que Aresep deberá trasladar a las tarifas próximamente, según ordenó la Sala Constitucional al resolver un recurso de amparo interpuesto por trabajadores de Recope. Ese fallo anuló una decisión de la Aresep que rechazó incluir en el ajuste de tarifas gastos de la convención colectiva por ese monto.

infografia
Causas. Aresep justificó los ajustes solicitados por Recope argumentando que era el efecto de aumentos en los precios internacionales de los productos refinados (gasolinas y diésel).

Entre el 26 de mayo y 9 de junio, los productos terminados registraron un repunte que responde principalmente, a la temporada de driving season en el hemisferio norte, indicó Aresep en un comunicado. Esto quiere decir que aumenta la demanda de las gasolinas, producto de una mayor utilización de vehículos para trasladarse a zonas recreativas, generando una disminución en los niveles de inventarios, lo cual se refleja en un alza en los precios.

En el caso de la gasolina súper, el precio promedio para la fijación anterior en mayo fue de $60,84/barril, y para esta fijación es de $66,55 /barril. En la gasolina plus el comportamiento es similar y el barril se cotizó a $58,06 en la fijación anterior, mientras que para este cálculo, el precio promedio es de $64,66/barril.

El precio en el diésel fue de $54,74/barril en mayo y para junio es de $61,68 /barril.

De acuerdo con la ley, la Autoridad Reguladora debe resolver las fijaciones que se presenten y luego del análisis técnico, aprobar el ajuste que corresponda. En este caso, tanto el precio internacional como el tipo de cambio del dólar, están provocando los aumentos referidos.

El 8 de julio corresponde hacer una nueva petición de ajuste, como ocurre cada segundo viernes de mes.