Por: Irene Vizcaíno 28 junio, 2014

El aumento en las tarifas de luz previsto para el próximo mes se aplicará ahora en tres tiempos, repartidos a lo largo de 18 meses.

De esta forma, los abonados del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) verán en su próximo recibo un alza de un 5,32%, en vez del 15,5% inicialmente considerado.

Así, una familia que por 200 kilovatios hora (kWh) pagaba al mes ¢17.400, deberá cancelar ¢18.351. De haberse aplicado el aumento del que se habló primero, ese monto habría sido de ¢20.184.

La decisión de diferir el ajuste la tomó la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) a solicitud del ICE. Para los clientes de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), el alza será de un 4,33% en vez del 14,55%, mientras que a los abonados de la Junta Administrativa de Servicios Eléctricos de Cartago (Jasec), se les aumentará un 2,71% y no un 15,14%.

Los usuarios de la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH) pagarán un 2,14% más por la electricidad, en vez de 12,01%.

En julio subirá la luz, pero en un por- centaje menor al previsto. | ARCHIVO
En julio subirá la luz, pero en un por- centaje menor al previsto. | ARCHIVO

“Esta medida permitirá ‘aplanar’ la tarifa durante este periodo y así distribuir en el tiempo las cargas adicionales originadas en la generación térmica, que ha ocurrido debido a la merma en la cantidad de lluvias”, añadió la Aresep.

De este modo, el ajuste promedio será de 1,60% y no de 9,66%.

En el transcurso de estos 18 meses, se espera que se concreten otras disposiciones que han barajado el Gobierno y el ICE para rebajar las tarifas.

Tales medidas son la racionalización de costos operativos, el aprovechamiento del Mercado Eléctrico Regional (MER) y la entrada en funcionamiento de la planta Reventazón, en Pococí.