Por: Steven Oviedo, Patricia Recio 20 octubre, 2015

A partir del próximo año los automóviles que presenten una alteración en el odómetro (mecanismo que mide el kilometraje) en la revisión técnica, no pasarán dicha evaluación pues esta falla se considerará una falta grave.

El cambio aprobado por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (Mopt) en el manual de Riteve que se publicó hace un año, fue propuesto por la Cámara Costarricense Automotriz y regirá a partir del 2016.

El modelo establece que a cada vehículo que ha hecho la revisión técnica este año se le anotará los kilómetros recorridos y al año siguiente se revisará que haya un incremento y no un descenso, en caso de que registre menos kilómetros no pasará la revisión.

"Estamos muy preocupados a nivel de la Cámara Costarricense Automotriz, pues se ha comprobado que hay mucha alteración (de odómetros) y el perjudicado es el consumidor. Insistimos durante años con el MOPT para que este control se hiciera cada vez que la unidad se presente a la inspección”, señaló José Carballo, presidente de la Cámara Costarricense Automotriz.

Desde este año, a los vehículos que acuden a Riteve se les anota el kilómetraje registrado para compararlo a partir del 2016.
Desde este año, a los vehículos que acuden a Riteve se les anota el kilómetraje registrado para compararlo a partir del 2016.

Carballo explicó que esta falta grave acarrearía una sanción de por vida y los vehículos no podrían circular en el país, salvo que se realice una investigación de lo sucedido con el odómetro.

"Si esas fallas se vuelven a notar en Riteve, es prohibida la circulación en las vías nacionales, por lo tanto queda sancionado de por vida y se tiene que venir una investigación para aclarar lo sucedido”, explicó Carballo

Jennifer Hidalgo, vocera de Riteve, explicó que solicitaron al Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) un procedimiento a seguir cuando se presente esta falta, pues en muchos casos la falla puede darse por accidentes o daños mecánicos y no por una alteración intencional, sin embargo, aún no han obtenido respuesta de parte de esa entidad.

Aunque la alteración será castigada hasta enero de 2016, desde este 2015, Riteve empezó a tomar los datos de los vehículos que acuden a revisión, con el fin de poder compararlos a partir del próximo año.

En el caso de los vehículos importados que acuden a revisión por primera vez tras ser comprados, la entidad cuenta con la base de datos sobre el kilometraje real pues en el momento de ingreso deben acudir a riteve para poder obtener título de propiedad y marchamo.

Una de las principales recomendaciones es comparar lo que marca el dispositivo al comprar el vehículo con el certificado de aduanas que se emite al ingreso al país, donde debe indicarse el kilometraje recorrido real del vehículo al ser importado.

Etiquetado como: