Por: Hugo Solano 4 abril, 2016
Manuel Eugenio Salazar (izquierda) es el cuarto obispo de Tilarán.
Manuel Eugenio Salazar (izquierda) es el cuarto obispo de Tilarán.

Redacción

Este lunes a las 10 a. m. recibirá la ordenación episcopal el sacerdote Manuel Eugenio Salazar Mora, de 57 años, quien será el cuarto obispo de la diócesis Tilarán - Liberia.

La ceremonia se realizará en la catedral del cantón guanacasteco de Tilarán, sede del episcopado de la diócesis que comprende cantones como Liberia, Bagaces, Cañas, Abangares, Nandayure, Santa Cruz, La Cruz, Carrillo y otros de la bajura y la altura de Guanacaste.

Desde las 8:30 a. m. las marimbas comenzaron a entonar sones de conocidas canciones populares para alegrar el ambiente.

Sacerdotes, seminaristas, diáconos permanentes, religiosas y laicos se unirán a los obispos de la Conferencia Episcopal, así como al arzobispo emérito Hugo Barrantes. Todos acompañarán a Salazar en la ordenación.

También estará el nuncio apostólico Antonio Arcari, así como representantes del Gobierno y de las municipalidades de varios cantones de la diócesis.

Manuel Eugenio Salazar fue recibido este domingo luego de que una caravana recorrió varios poblados de la zona que tendrá a cargo por encomienda del papa Francisco.

Ayer domingo las diversas comisiones encargadas de disponer todo para la ceremonia permanecían hasta casi la medianoche adornando el templo y colocando toldos en el parque.

El fuerte viento, típico de esta zona, recibe esta mañana a los asistentes, muchos de los cuales tendrán que ver la ceremonia por las pantallas colocadas en el parque, ya que la catedral se hace pequeña para la concurrencia.

Salazar, formador por muchos años de sacerdotes en el Seminario Central, recibirá el orden episcopal por parte del obispo Vittorino Girardi, quien justamente hoy deja su cargo y pasa a ser obispo emérito de esta diócesis.

Con la llegada de Salazar más de la mitad de la Conferencia Episcopal se habrá renovado en los últimos cuatro años, ya que también fueron nombrados obispos Gabriel Enrique Montero en la diócesis de San Isidro, José Manuel Garita en Ciudad Quesada, Javier Román en Limón y también el arzobispo de San José, José Rafael Quirós, quien pasó de la diócesis de Limón a la arquidiócesis de San José.