Cifra de faltas por menor expendio de carburante respecto al pagado cayó de 22 faltas en primer semestre de 2016 a nueve en este año

Por: Juan Fernando Lara 11 noviembre

El uso de un sencillo control a base de plástico adhesivo explicaría que menos expendios de combustible hoy timen a sus clientes dándoles menos carburante respecto al que pagan.

Según la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), en el primer semestre del 2017 ocurrió el mayor descenso de este tipo de faltas en tres años, al pasar estas de 22 en 2016 a 9 este año gracias a un sistema de control dentro de los dispensadores de combustible.

Los adhesivos, que empezaron a colocarse el año anterior, disuaden a los infractores porque previenen la manipulación del mecanismo interno de los dispensadores.

Estos controles adhesivos que Aresep llama “marchamado” empezaron a colocarse justo el año anterior.

La Aresep desarrolla un programa de calidad según el cual inspecciona, al menos cuatro veces al año, cada estación de servicio que opera en el país. En estas visitas se efectúan exámenes físico-químicos a las gasolinas y el diésel, así como la cantidad dispensada.

Se supone que esta labor, según la Aresep, beneficia directamente a la flota vehicular nacional la cual ronda los 1,3 millones de vehículos, al fiscalizar la calidad, cantidad, continuidad y precio de los combustibles comercializados en el país.

En los primeros seis meses del año, se hicieron 764 inspecciones a 359 estaciones de servicio activas, donde se encontraron 28 no conformidades en alguno de los tres combustibles que venden: 9 por menor cantidad dispensada, 14 por aspectos de calidad (venta de producto exonerado, presencia de sedimentos o agua, temperatura de inflamación, y menor octanaje) y 5 por precio (2 por un cobro menor y 3 debido a un cobro mayor).

Las estaciones de servicio localizadas en Guanacaste y Limón, por ejemplo, registraron un récord perfecto en las evaluaciones dado que 100% de las pruebas resultaron conformes con las normativas.

Etiquetado como: