11 febrero, 2013

Entre las montañas del sector de La Cuesta del Burro, en el distrito de Puerto Cortés, Osa, se construye un centro de refugio y rescate para animales maltratados.

La obra la impulsan los propietarios del Complejo Turístico Osa Mountain Village Resort, y se financia con recursos propios. Se espera que esté concluida en tres meses, dijo Mike Graeber, encargado del centro.

“Muchos animales son objeto de maltratos por personas que no tienen la suficiente conciencia para respetar la integridad y la misma vida de los animales en montañas y bosques. Muchos de ellos resultan heridos, golpeados y hasta con amputaciones”, comentó.

Los primeros huéspedes de este centro son Bobo, un pizote que ya superó los problemas con que llegó al lugar, pero no quiere dejarlo.

También está Felipe, un cariñoso monito que es toda una atracción por ser muy amigable. Y María, una ardilla que comparte la jaula con el mono y siempre anda molestando a Felipe.

Según dijo Graeber, estos serán liberados muy pronto.