63 personas fallecieron en los primeros 10 meses del año

Por: Patricia Recio 17 noviembre, 2015

63 personas perdieron la vida durante los primeros 10 meses del año al ser atropellados. En la mayoría de los casos la imprudencia por no cruzar en un semáforo o puente peatonal fue la causa de la fatalidad.

Furgón atropelló a un hombre en la ruta 32 la mañana de este domingo, la víctima todavía no ha sido identificada por las autoridades.
Furgón atropelló a un hombre en la ruta 32 la mañana de este domingo, la víctima todavía no ha sido identificada por las autoridades.

De acuerdo con las cifras del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), la cantidad de personas que murieron atropelladas supera el número de decesos de quienes viajaban en un vehículo particular (55 fallecidos).

El director de la policía de tránsito, Mario Calderón aseguró que lo más "dramático" de esta situación es que de las 63 víctimas de atropello, 49 perdieron la vida por su propia imprudencia.

Según Calderón, casi 8 de cada 10 atropellos fatales en carretera obedecieron a que el caminante decidió cruzar la calle sin utilizar el puente o semáforo peatonal que tenía a pocos metros, caminaba por la calle dándole la espalda al tránsito, se desplazaba en estado de ebriedad, cruzó con el semáforo en verde o salió intempestivamente en medio de dos vehículos estacionados a mitad de la cuadra.

Además, entre enero y octubre 34 ciclistas perdieron la vida en carretera. De ellos, 19 fueron víctimas en accidentes en donde se les achacó la responsabilidad del percance.

Entre los factores que mediaron en algunos de estos casos, sobresalen el conducir en carrteras de alto tránsito, no utilizar ropa reflectiva o chaleco, así como no portar una luz durante las noches o realizar maniobras temerarias.

Según Calderón, de esta forma, la bicicleta se convierte en el tercer vehículo sobre el cual mueren más personas, después del automóvil (55 casos) y la motocicleta (117).

El jefe de tránsito recordó además la responsabilidad de los conductores de separarse al menos 1,5 metros del ciclista cuando lo va a rebasar en carretera.