Tránsito denuncia imprudencias, como viajar en contravía, sin casco o rebasar por la derecha

Por: Patricia Recio 3 mayo, 2016
El accidente donde falleció el motociclista José Manuel Barquero generó presas de varios kilómetros. | EDGAR CHINCHILLA
El accidente donde falleció el motociclista José Manuel Barquero generó presas de varios kilómetros. | EDGAR CHINCHILLA

Siete de cada 10 personas que fallecieron en carretera durante el pasado mes de abril viajaban en una motocicleta.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), la cifra de motociclistas fallecidos durante ese mes es la más alta de la última década.

En total, 23 de los 32 fallecidos en accidentes de tránsito en abril conducían o viajaban como pasajeros de una moto. Ellos representan el 72% de todos los muertos en carretera de ese mes.

En diciembre pasado murieron 22 motociclistas, pero la cifra representó el 55% del total de 40 decesos.

El director de Tránsito, Mario Calderón, aseguró que las cifras llegan justo después de que se implementara una campaña de prevención en carretera para estos conductores, lo cual preocupa a las autoridades.

Según Calderón, el 45% de los 142 muertos en carretera en lo que va de este 2016 viajaban en motocicleta, es decir 63 personas, frente a 24 que viajaban en carro (17%).

"Las estadísticas de abril pasado son realmente negativas. Estamos ante un problema serio de salud pública, porque es desproporcionado que 3 de cada 4 muertos en un mes sean motociclistas, sin contar las decenas de lesionados o de personas que quizás murieron en el hospital", dijo Calderón.

Además, los primeros cuatro meses del 2016 suman 20 muertos más en motocicleta que el mismo período del 2015.

Algunas de las conductas detectadas por el Tránsito que ponen en riesgo a estos conductores se encuentran:

-Viajar en contravía

-Circular por las aceras

-Rebasar por la derecha

-Viajar sin casco o sin chalecos reflectivos

Calderón también señaló que las cajas y paquetes de gran tamaño que deben cargar quienes realizan entregas y eso desestabiliza los vehículos o impide al conductor tener una adecuada visibilidad. Además, los cortos tiempos para llevar las encomiendas en muchas ocasiones provocan que los choferes cometan imprudencias.