Se han dado 44 casos en los que el conductor se presenta al examen con la falta de espejo retrovisor central.

Por: Steven Oviedo 4 noviembre, 2015

Redacción

Según datos de Educación Vial, a setiembre de este año 52.376 personas han perdido la prueba de manejo por el estado de su vehículo y no por sus capacidades de conducir.

El principal descuido de los aspirantes a obtener la licencia de conducir es la luz de freno en mal estado, la cual ha hecho que 28.628 personas no pasen la prueba.

Los conductores aseguran que el nuevo sistema de evaluación hace que la prueba sea más accesible y elimina los criterios subjetivos de los evaluadores. | MANUEL VEGA.
Los conductores aseguran que el nuevo sistema de evaluación hace que la prueba sea más accesible y elimina los criterios subjetivos de los evaluadores. | MANUEL VEGA.

Otras de las principales causas para perder la prueba fueron: Cinturón de seguridad en mal estado o no ajustado (7.403), parabrisas delantero dañado (6.094), luces direccionales en mal estado (5.865) y bocina en mal estado (2.720).

Adicionalmente, pero con menor frecuencia se presentaron personas a realizar el examen de manejo con la falta de algún espejo retrovisor lateral (578), con un vehículo distinto al registrado de acuerdo a la documentación aportada (527), escobillas inexistentes o en mal estado (440), parabrisas trasero dañado (77) y sin espejo retrovisor central (44).

Con cualquiera de las faltas anteriormente mencionadas el conductor pierde 32 puntos del examen, por lo cual lo hace reprobar de manera inmediata, pues la prueba se pasa con 80.

"Muchas veces el usuario se enfoca en pasar la prueba en reversa o realizar correctamente la ruta que se evalúa en tránsito real, pero deja de lado que antes de entrar a la pista de pruebas el evaluador revisa el vehículo" comentó el Director de Educación Vial, Hugo Jiménez.

La prueba de manejo consta de tres fases, en la primera se revisa que el vehículo esté en óptimas condiciones, en la segunda se debe superar una pista de prueba y en la tercera se califica el desempeño del conductor en carretera.

"Revisar el buen funcionamiento de las luces, cinturones de seguridad, espejos, parabrisas y escobillas del vehículo es una costumbre que debemos interiorizar todos los conductores, son elementos necesarios para una conducción segura, para evitar accidentes", agregó Jiménez.

En el Reglamento de Evaluaciones Prácticas de Manejo para la obtención de licencias de conducir de Educación Vial, 15 de las 31 faltas están relacionadas con el estado del vehículo o la portación de dispositivos de seguridad.