Los pedalistas se detuvieron en el Hospital Calderon Guardia para rendirle homenaje a Lucía Mata Durán, única sobreviviente del atropello en Curridabat, hace ocho días.

Por: Irene Traube G. 5 febrero

San José

Con el propósito de promover respeto en las carreteras y hacer un homenaje a los ciclistas que fallecieron en un accidente de tránsito en Curridabat, hace ocho días, más de 5.000 ciclistas se reunieron este domingo frente a la estatua de León Cortés, en La Sabana, para salir con rumbo a Curridabat en una gigantesca caravana que se inició a las 9:38 a. m.

Palabras de apoyo, carteles y abrazos fueron parte de las muestras de solidaridad que recibieron familiares y amigos de las víctimas durante las más de cuatro horas que se extendió la actividad.

Carlos Jiménez Barrantes, de Chepecletas, indicó que esperaban unos 3.000 participantes, pero las expectativas fueron superadas. En la manifestación participan decenas de familias con ciclistas de todos las edades.

"Esto es increíble. La verdad estamos muy emocionados con la respuesta de la gente. Nuestro propósito es apoyar a las familias de las víctimas y hacer conciencia de que en la carretera vamos ciclistas, que cualquiera de ellos puede ser un familiar, un amigo o un vecino".

Uno de los pequeños pedalistas es Jesús Chinchilla Chaves, de casi tres años, y a quien su papá, Glen Chinchilla, llevó para demostrar su solidaridad con las familias y pedir más ciclovías.

También están presentes los familiares de los difuntos. Ana Lorena Quesada, mamá de Lenin Ortiz Quesada (uno de fallecidos el pasado domingo), aseguró que la actividad "es muy emotiva". "Estoy muy agradecida y espero que la muerte de mi hijo sirva para algo, ya que nos causó un dolor tan grande; que otras madres no tengan que pasar ese dolor", dijo.

Mostrar solidariad y pedir respeto en las vías motivó a miles de personas a sacar sus bicicletas este domingo. FOTO: Michael O'Really para LN.
Mostrar solidariad y pedir respeto en las vías motivó a miles de personas a sacar sus bicicletas este domingo. FOTO: Michael O'Really para LN.

Otro de los participantes es el atleta Laurens Molina, quien aseguró que la reacción de la gente es impresionante y que espera que se logre el respeto en las carreteras para evitar más muertes. "Hay mucho conductor que anda haciendo loco, incluso sin estar bajo los efectos del alcohol. Hay muchas leyes, ojalá que la gente las cumpla y que los oficiales de tránsito se pongan a trabajar. Esta actividad es un fuerte llamado para que las cosas cambien", afirmó.

En el lugar del accidente. Luego de recorrer varios kilómetros, al costado norte de Walmart, donde ocurrió el accidente, familiares de las víctimas agradecieron la solidaridad del pueblo costarricense y reiteraron su deseo de que se tomen las medidas necesarias para evitar que el dolor embargue a más familias.

Por su parte, los alcades de Montes de Oca, Curridabat y La Unión lanzaron la propuesta de que los domingos, de 4 a. m. a 12 mediodía, se cierre una vía para que la gente pueda transitar en un ambiente libre de riesgos y de humo.

Al regreso de Curridabat, algunos de los ciclistas se detuvieron alrededor de las 12:30 p. m. en el costado este del Hospital Calderón Guardia para rendirle un homenaje a Lucía Mata Durán, única sobreviviente del atropello, y solidarizarse con su familia. Con fuertes aplausos y gente que coreaba "Lucía, Lucía", los pedalistas se regresaron a La Sabana.

Según dijo Clara Durán, mamá de Lucía, la joven de 38 años se encuentra cedada y entubada, y está a la espera de que mañana lunes le realicen una cirugía en la pierna.

Tanto los organizadores de la actividad como los familiares de las víctimas se mostraron impresionados por la solidaridad del pueblo costarricense.