Peticiones de personas que trabajan en servicio al cliente y gestión comercial fueron rechazadas

Por: Patricia Recio 23 agosto, 2016
Manifestantes del ICE a su salida del edificio de la entidad en Sabana norte.
Manifestantes del ICE a su salida del edificio de la entidad en Sabana norte.

419 empleados del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) pidieron acogerse al último programa de movilidad laboral presentado por la institución.

La recepción de solicitudes finalizó el pasado 12 de agosto y las peticiones relacionadas con negocios, gestión comercial y servicio al cliente fueron rechazadas, por ser áreas que se deben reforzar, según la entidad.

Así lo aclaró Roberto Chacón, director de gestión humana, quien dijo que los casos no aprobados fueron remitidos a las gerencias para su consideración.

Del total de solicitudes, 215 corresponden a la gerencia de telecomunicaciones, 114 a la gerencia de electricidad, 77 al área de administración y finanzas, nueve a la presidencia ejecutiva y cuatro al consejo directivo.

La respuesta a esas solicitudes se dará a conocer el 15 de setiembre, cuando finalice el proceso.

En el más reciente programa podían participar hombres con edades de entre 58 y 60 años y mujeres de entre 56 y 58 años.

Los trabajadores no debían tener procesos disciplinarios abiertos o investigaciones administrativas.

El incentivo que reciben los empledos es de cuatro salarios calculados sobre el promedio de los últimos doce meses.

En junio, la presidencia ejecutiva autorizó a los gerentes de área a iniciar procesos de reubicación de empleados que consideren necesarios o seguir con la "desvinculación laboral" para lograr ahorro.

En el último proceso de movilidad se retiraron 405 personas, quienes tenían 20 años o más de labores. A ellos se les cancelaron ¢22.484 millones, es decir, ¢55,5 millones, en promedio, por persona.

De 2012 a mayo del presente año, el ICE ha aplicado cinco planes de movilidad laboral, al que se acogieron 1.151 funcionarios.

El costo total de los planes ascendió a ¢52.750 millones, durante dicho periodo.

Según la entidad, al 30 de julio de este año, esos programas generaron un ahorro acumulado de ¢111.961 millones.

Etiquetado como: