Ritmo promedio de progreso fue menos dinámico en el 2015, advierte investigación

Por: Juan Fernando Lara 1 septiembre, 2016
La Contraloría General de la República, cuya sede está en Sabana Sur, es la institución responsable de vigilar el adecuado uso de los recursos públicos. Entre sus labores está la fiscalización de la labor que hacen las instituciones del Estado, el refrendo de contratos públicos y la aprobación de presupuestos. | ARCHIVO
La Contraloría General de la República, cuya sede está en Sabana Sur, es la institución responsable de vigilar el adecuado uso de los recursos públicos. Entre sus labores está la fiscalización de la labor que hacen las instituciones del Estado, el refrendo de contratos públicos y la aprobación de presupuestos. | ARCHIVO

En el último quinquenio, 32 municipalidades han mejorado su desempeño en tareas como limpieza de vías y recolección de residuos, así como planificando con mayor eficiencia los proyectos, contrataciones y gastos.

Así se desprende de un análisis realizado por este diario, a partir de las notas obtenidas por 80 gobiernos locales, según el Índice de Gestión Municipal, elaborado por la Contraloría General de la República (CGR).

El indicador examina la calidad de los ayuntamientos, según su desempeño en 61 indicadores organizados en cinco áreas: planificación, participación ciudadana y rendición de cuentas, desarrollo ambiental, gestión vial y prestación de servicios sociales.

Al comprar las calificaciones de cada cantón, hubo 32 casos cuya mejoría se nota en el periodo.

Por ejemplo, Limón ha sumado 25 puntos desde el 2010, cuando su índice de gestión fue de 44. El año pasado, en cambio, fue 69.

Esparza pasó de una nota de 51 en el 2010 a 70 el año pasado; un repunte de 19 puntos, como lo tuvo también Atenas. Esa municipalidad sacó una calificación de 47 en el 2010, pero cinco años más tarde, ya iba por 66.

Upala aumentó 18 puntos en los últimos índices, al pasar de un 40 hace cinco años, a 58 en el 2015.

“Esta ha sido una municipalidad pequeña por su presupuesto, pero con funcionarios de experiencia que se han venido capacitando, hemos mejorado el control interno y la auditoría interna, lo cual explica nuestra mejoría”, explicó Juan Bosco Acevedo, alcalde de Upala.

Sin embargo, el análisis de la CGR también advierte de razones para inquietarse con el desempeño de los municipios que no exhiben un progreso importante, según se halló en el 2015.

La CGR afirmó que esto cobra “especial relevancia en el marco de la entrada de las nuevas autoridades municipales” para que los señalamientos sirvan de referencia de dónde mejorar el servicio a los ciudadanos.

Municipalidades.
Municipalidades.

Jalón de orejas. La calificación promedio de 80 municipalidades examinadas fue de 59 puntos de los 100 posibles; sin embargo, el ritmo de progreso fue inferior respecto a periodos anteriores.

Entre los años 2014 y 2015, el promedio general aumentó en 0,09 puntos, mientras en etapas anteriores, el repunte fue de 2,67 (2013-2014) y 1,19 (2012-2013).

Además, solo 44 gobiernos locales mejoraron su calificación en el 2015 en comparación con el 2014. Esta cantidad es inferior a la registrada en el 2014 respecto del periodo 2013, cuando fueron 57.

Nuevamente, los servicios comunitarios (aseo de vías y sitios públicos, parques y obras de ornato; y depósito y tratamiento de residuos) persisten como las áreas en las que más fallan las corporaciones, pues la calificación promedio cerró en 42.

Las áreas de contratación administrativa, recursos humanos y tecnologías de información constituyen los ejes donde hubo mejores resultados, pero que todavía requieren de acciones de mejora por parte de las administraciones del sector municipal.

Entre los municipios mejor calificados en el 2015 destacan Moravia y San Rafael (ambos con 84 puntos), Santa Ana y San José (ambos 81 puntos), Belén (80), Cartago (79) y San Carlos (76).

Con las menores notas están Turrubares (32), Golfito y Alvarado (39) y Matina, Santa Bárbara, Acosta y Parrita, todas con 44.