Movistar fue la que ganó más clientes en el 2014, seguida por Claro y Kölbi

Por: Irela Fornaguera 2 julio, 2015
Rafael Pacheco
Rafael Pacheco

Alrededor de 17.000 usuarios cambian su operador móvil cada mes en Costa Rica, en busca de nuevas alternativas para satisfacer sus necesidades de comunicación.

Esa posibilidad de migrar de compañía manteniendo el mismo número telefónico –gratis y hasta cinco veces al año– se abrió en el país en diciembre del 2013. Desde entonces y hasta abril de este año, se realizaron 262.985 traslados.

El menor movimiento de líneas se registró en abril del 2014 (11.813), mientras el mes en que más se trasladaron números fue enero del 2015, con 19.457.

Walther Herrera, de la Dirección de Mercados de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel), dijo que en el 2014 las “portaciones” en el país representaron el 2,45% de las suscripciones móviles, algo que calificó de “sumamente exitoso”.

“Si comparamos nuestro primer año de implementación de la portabilidad con otros mercados de América Latina, se concluye que nuestro sistema y los esquemas usados aquí han tenido mayor éxito”, aseguró.

Por ejemplo, en Brasil usaron la herramienta el 0,98% de los suscriptores; en Colombia, el 0,96%; en Ecuador, el 0,62%; en México, el 0,67%, y en República Dominicana, el 0,39%.

Hasta ahora, la compañía más beneficiada con la portabilidad numérica ha sido Telefónica (Movistar), pues ganó 129.382 nuevos clientes. Le siguen la firma Claro, con 103.773, y el Instituto Costarricense de Electricidad (Kölbi), con 28.781.

El hecho de que casi 191.000 usuarios de Kölbi migraran hacia otras operadoras convierte la empresa nacional en la más afectada con la portabilidad (en números relativos). La segunda fue Movistar, con 43.628 líneas trasladadas, y de última está Claro, con 23.604 pérdidas.

Estos datos fueron revelados el martes por la Sutel en el informe Estadísticas del sector de telecomunicaciones 2014. El estudio también revela que han sufrido fuertes caídas la telefonía fija tradicional y la pública.

Reacomodo. Entre el 2013 y 2014, la demanda por las líneas celulares tocó techo; por primera vez desde la apertura del mercado de las telecomunicaciones (en el 2011), decayó el número de suscripciones móviles.

Las líneas activas bajaron en un 0,14%: pasaron de 7.112.000 en el 2013 a 7.102.000 en el 2014. En vez de haber 151 suscripciones por cada 100 habitantes (como en el 2013), ahora hay 149.

El número de líneas no creció, pero la participación de las operadoras se acomodó distinto. Aunque Kölbi fue el que más usuarios perdió con las portaciones, en el 2013 y el 2014 mantuvo la misma porción del mercado: el 61% (con 4,3 millones de líneas).

Claro, por su parte, perdió un 2% de suscripciones (su participación cayó de 18% a 16%), mientras que Movistar ganó un 2% (pasó del 18% al 20%). Así, Movistar queda con 1,4 millones de líneas, y Claro, con 1,1 millones.

“El que seamos el operador que más clientes ganó se debe a nuestra inversión en redes, al servicio al cliente y la innovación en servicios. Quien se pase a Movistar obtiene beneficios adicionales”, dijo Karla Espinoza, gerenta de Comunicación de Movistar.

Según Espinoza, la portabilidad llegó a empoderar al usuario, dinamizar el mercado y quitar la barrera que existió desde la apertura, de no poder migrar de operadora con tal de mantener el número. Asimismo, dijo, exige un esfuerzo adicional de los operadores para contentar al cliente.

Por su parte, Víctor García, gerente regulatorio de Claro, dejó de manifiesto que (pese a la pérdida de porción) continúan compitiendo con la misma intensidad.

“Consideramos que los resultados del 2014 obedecen, más bien, a ajustes internos realizados por la operadora para la contabilización de las líneas activas de prepago, usando parámetros que son un poco más estrictos que los requeridos por la Sutel”, dijo.

La Nación insistió en conocer la posición de la Gerencia de Telecomunicaciones del ICE, pero ayer no remitió una respuesta.

infografia