Sanción por estas faltas es de ¢103.000; Tránsito recomienda detener el vehículo o usar el sistema de manos libres.

Por: Daniela Cerdas E. 14 noviembre
La Policía de Tránsito insiste en que los conductores deben tener ambas manos sobre el volante a la hora de manejar.
La Policía de Tránsito insiste en que los conductores deben tener ambas manos sobre el volante a la hora de manejar.

Hablar por teléfono, llevar una mascota en el regazo, comer papas fritas o abrir una lata de refresco son hábitos muy comunes entre los choferes en Costa Rica. Sin embargo, estas malas costumbres les significaron un parte de ¢103.000 a un total de 1.627 choferes que fueron multados, entre enero y octubre de este año.

Según Mario Calderón, director de la Policía de Tránsito, estas actividades son incorrectas e incompatibles con la conducción.

El funcionario explicó que las multas se aplican a personas que, al mismo tiempo que manejan, sacan comida de una bolsa que compraron en un restaurante, ponen pajillas en un vaso, desenvuelven una hamburguesa o abren un paquete de salsa o de mayonesa.

"Las personas insisten en poner en riesgo su vida contestando mensajes que no valen la pena, reciben un meme y hay una reacción inmediata del conductor por atender el sonido del mensaje entrante.

"La Ley no habla únicamente de utilizar el celular mientras se conduce como una acción incorrecta e ilegal, sino a todo aquello que sea un distractor que sea diferente a conducir", explicó Calderón.

La recomendación de Tránsito para el conductor es que si va a hacer alguna de esas tareas, deben estacionarse o, en el caso de llamadas, usar el sistema de manos libres.