Firmas pretendían pasar de la CNFL a la ESPH por un asunto de costo de tarifas

 16 mayo, 2014
Amanco es una de las 12 empresas situadas en el cantón de Belén que hicieron la solicitud de cambiar de proveedor de energía. Esta se encuentra situada en San Antonio de Belén desde el 2004. | ARCHIVO
Amanco es una de las 12 empresas situadas en el cantón de Belén que hicieron la solicitud de cambiar de proveedor de energía. Esta se encuentra situada en San Antonio de Belén desde el 2004. | ARCHIVO

Doce grandes empresas del cantón de Belén solicitaron al ayuntamiento local una autorización para que la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH) sea la que les suministre el servicio eléctrico en sustitución de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL).

Las firmas, entre las que destacan Bridgestone, Grupo Mit, Irex, Amanco y Cervecería Costa Rica, hicieron la petición, ante lo que consideran “un aumento desmesurado y exponencial en las tarifas eléctricas que perciben”, según le hicieron saber al municipio belemita.

Los dos proveedores energéticos cobran tarifas de “media tensión” a las compañías, pero, en el caso de la ESPH, el proveedor ofrece un cobro preferencial para los grandes consumidores (más de 3.000 kilovatios).

“Hay casos en que la diferencia en precios es de un 6%, otros de hasta un 25%”, precisó Laura Castro, directora comercial de la Empresa de Servicios Públicos.

Un año antes, el Ayuntamiento belemita consultó a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) sobre la posibilidad de permitir la libre competencia entre la CNFL y la ESPH.

La respuesta de la Aresep fue afirmativa, siempre y cuando el Concejo Municipal estuviera de acuerdo con esa posibilidad.

Empero, los regidores votaron en forma negativa.

Razones del no. “Por ley existe una distribución de los espacios y este le corresponde a la CNFL. Nosotros hicimos la consulta de las tarifas y no había gran diferencia, por lo que no vimos ninguna necesidad apremiante de hacer un cambio”, dijo la entonces presidenta municipal, María Lorena Vargas.

Álvaro Valverde, director ejecutivo de la Asociación de Zonas Francas (Azofras) –a la que pertenecen muchas de las firmas involucradas–, está en desacuerdo con la resolución municipal, emitida el día 7 del presente mes de mayo, de la cual este medio tiene copia.

Valverde considera que la decisión está basada en aspectos “meramente legales”.

“No entendemos cómo una municipalidad niega mejores condiciones en el servicio que ofrece otra empresa pública”, dijo Valverde.

Concuerda con eso Allan Benavides, gerente general de la ESPH, quien aseveró que fue un error de la Aresep darle la facultad de decidir a la Municipalidad de Belén.

“No es posible que una Municipalidad tenga la autoridad jurídica que le corresponde a la Aresep. Son actos que alteran la competencia y voluntad de los clientes de escoger al proveedor”, señaló.

Posibles rebajas. Para Luis Chaverri, jefe de la asesoría jurídica de la CNFL, la resolución del Ayuntamiento belemita fue satisfactoria, debido a que el cantón es uno de los de mayor desarrollo industrial a los que la empresa brinda servicios.

“Hemos estado llegando donde ellos (las compañías) con personeros para escuchar sus inquietudes. La intención es solicitarle a la Aresep la posibilidad de reducirles las tarifas en igualdad de precios”, señaló Chaverri.

No obstante, según precisó el representante de la CNFL, por el momento se encuentran solamente analizando la posibilidad y no se ha hecho ninguna propuesta. Álvaro Valverde indicó, por su parte, que lo menos que se puede esperar es que se igualen las tarifas entre los proveedores.