Por: Diego Bosque 7 septiembre, 2013

Durante los primeros dos meses de intervención del Hospital Tony Facio, se han invertido ¢300 millones para rehabilitar los sectores más dañados del inmueble.

Entre las obras más destacadas se encuentra la remodelación del servicio de Neonatología.

“Este lugar tenía once años de que no se le hacía nada y acabamos de hacer una remodelación integral”, indicó Janitza Zamora, jefa de Mantenimiento.

Las obras incluyeron cambio de la grifería, sustitución de las luces y lámparas, pintura y un cielorraso nuevo.

“También se habilitó un espacio para las madres que están en el programa de mamá canguro”, añadió Zamora.

De acuerdo con la funcionaria, el servicio de Patología recibió el mismo tratamiento.

La malla de acceso al centro médico se cambió en su totalidad y se instalaron portones eléctricos para mayor seguridad. Esta obra incluyó la sustitución del techo del parqueo para ambulancias.

Maribel Molina descansa en el área de Neonatos. Esta sección fue remodelada en forma reciente, tras once años sin recibir arreglos . | PABLO MONTIEL
Maribel Molina descansa en el área de Neonatos. Esta sección fue remodelada en forma reciente, tras once años sin recibir arreglos . | PABLO MONTIEL

Este trabajo tuvo un costo de ¢17 millones, según detalló el Departamento de Mantenimiento.

Además, se compraron cuatro bombas de agua para desechar las anteriores por un monto de ¢50 millones y se reubicó la central telefónica para evitar averías por las goteras que tiene el hospital.

Tareas pendientes El cronograma del equipo interventor presenta varias tareas urgentes. Entre ellas figura la sustitución del techo.

“Cuando hay aguaceros fuertes tenemos serios problemas de filtración de agua en diferentes puntos”, comentó Zamora.

Reemplazar el techo costaría ¢53 millones y se haría en tres etapas. Las autoridades del centro indicaron que ya están trabajando en la adjudicación de esta obra.

Por otra parte, la adquisición de nuevas unidades de aire acondicionado, pintar las áreas interiores del hospital y colocar puertas y ventanas nuevas también figuran en la lista de necesidades.

“Tenemos que rescatar el compromiso que asumió el equipo de mantenimiento interno del hospital. Ellos se han puesto la camiseta desde que el equipo interventor asumió”, agregó Zamora.

Por otra parte, ante la saturación de la unidad de Emergencias, surgió la idea de trasladar este servicio al antiguo hospital, ubicado frente del Tony Facio.

“Es una iniciativa que estamos planteando, aún no tenemos detalles sobre el costo y otros aspectos”, dijo Wilman Rojas, director regional de la Caja Costarricense de Seguro Social

Etiquetado como: