Institución hace llamado para que las personas tomen conciencia del bienestar de los animales

Por: Steven Oviedo 27 diciembre, 2015
La Fuerza Pública custodió a los 21 animales para que no ingresaran al tope.
La Fuerza Pública custodió a los 21 animales para que no ingresaran al tope.
Los caballos presentaban varios golpes y sangrado.
Los caballos presentaban varios golpes y sangrado.

El Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) impidió que 21 caballos con lesiones y traumas fuesen alquilados a jinetes en el Tope de San José del sábado.

Los equinos presentaban traumas en las extremidades, falta de herraduras, lesiones en el lomo y algunos renqueaban.

El Senasa ordenó a los dueños sacarlos de la actividad porque no presentaban las condiciones de salud ni equipamiento necesarios para ello.

Un grupo de cinco funcionarios del Servicio y cinco veterinarios, que facilitó la Comisión de Festejos Populares de San José, se encargaron de valorar la situación de cada uno de los animales que tomaban la salida.

“Sacamos de circulación a 21 animales que no podían participar. Algunos no tenían herraduras, un animal tenía cáncer de piel, otros tenían traumas en los miembros, infecciones. Unos animales estaban muy viejos y algunos flacos”, dijo Allan Sánchez, director de Senasa.

“Hacemos un llamado para que tengamos más conciencia del bienestar animal. No puede ser que una persona alquile un animal que esté en estas condiciones. No se requiere ser médico para darse cuenta que el animal no puede participar en el tope”, añadió Sánchez.

Los propietarios de estos animales recibieron una orden sanitaria de Senasa y, en caso de volver a incurrir en estas faltas, se exponen a una multa de ¢560.000 y al decomiso del animal.

Los 21 animales fueron marcados para identificarlos e impedir que participaran en el tope. Quedaron custodiados por la Fuerza Pública, que se aseguró de que los dueños les quitaran las monturas y los devolvieran a los vehículos que los transportaban.

Para el próximo año Senasa impedirá que los camiones que transportan caballos estén totalmente cerrados. Además, deberán tener una rampa para bajar a los animales, pues, en esta ocasión, se utilizaron montículos de arena, lo cual les generaba lesiones en las patas de los caballos.

Estos animales iban a ser alquilados entre ¢60.000 y ¢70.000.

En el país no ha sido aprobada una ley contra el maltrato animal, pese a que los diputados de la Comisión de Ambiente elaboraron en marzo un texto que garantice castigos más fuertes contra quienes maltraten animales, pero evitando sanciones excesivas que pongan en riesgo la legalidad de las sanciones.

Etiquetado como: