En diciembre, ingresarán otras 110.000 dosis, por más de $1,4 millones

Por: Ángela Ávalos 23 noviembre, 2015

Los centros de salud de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ya pueden solicitar algunas de las 42.589 dosis de una vacuna que protege contra males como difteria, tosferina, poliomielitis, tétanos y Haemophilus influenzae tipo B.

El laboratorio de Normas y de Calidad de la Caja autorizó su distribución, pues el producto, llamado pentavalente, pasó los controles de calidad.

La gerenta de Logística de esa institución, Dinorah Garro Herrera, informó de que el fármaco superó todos los análisis de laboratorio.

En total, la CCSS invirtió más de $550.000 en esa compra. Además, están por entrar otras 110.000 vacunas, cuya adquisición costó $1,4 millones, indicó la Caja en un comunicado.

“Con el ingreso de estas vacunas se normalizará el plan de inmunizaciones contra las citadas enfermedades, el cual sufrió un retraso por dificultades de producción en el laboratorio que provee de tales vacunas al Fondo Rotatorio de Vacunas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS)”, detalló el boletín.

Vicenta Machado Cruz, coordinadora del Programa de Inmunizaciones de la CCSS, explicó que es importante que los establecimientos de salud retiren el producto para proteger a la población infantil que no se inmunizó en octubre. A pesar los problemas con el proveedor, Machado dijo que en Costa Rica no hubo mayores dificultades porque la institución tenía reservas.