Cifra representa el 11% de las consultas asignadas en ese período.

Por: Patricia Recio 16 junio, 2015

Uno de cada 10 asegurados de la Caja Costarricense de Seguro Social faltó a su cita médica durante el 2014. Esa relación equivale a 1,2 millones de citas durante el año pasado, de las cuales se sustituyeron 507.651 cupos.

Según análisis del área de Estadística de la Salud de la entidad, la cifra de ausentismo representa el 11,8% de los espacios asignados. Según la denuncia del área técnica, un 59,2% de las consultas no pudieron ser aprovechadas por otros pacientes.

Ante este panorama, las autoridades de la Caja hicieron un llamado a los pacientes para que no pierdan las citas programadas para así agilizar la atención.

De acuerdo con los datos de la entidad, existen 50 establecimientos de salud que están por encima del promedio nacional de asistencia y 90 están por debajo.

Además existen unidades donde el ausentismo alcanza el 38.2% como el área de salud Tibás-Uruca-Merced.

El análisis también determinó que existen establecimientos que casi no tienen ausentismo y entre los que sobresalen las áreas de salud de Los Chiles y Moravia.

A pesar de las listas de espera en especialidades como oftalmología y ortopedia, el Hospital San Carlos no puede ampliar el horario para ver pacientes programados después de las 4 p.m.
A pesar de las listas de espera en especialidades como oftalmología y ortopedia, el Hospital San Carlos no puede ampliar el horario para ver pacientes programados después de las 4 p.m.

Asimismo, según informó la Caja en un comunicado, uno de los aspectos más preocupantes es que se están perdiendo citas en especialidades de alta demanda, como reumatología, dermatología, nutrición, audiología, psiquiatría, inmunología, rehabilitación, entre otras, al tiempo que reconocieron que las citas de traumatología, oncología y radioterapia son las que menos experimentaron ausentismo.

Como parte de una iniciativa para reducir el ausentismo, la entidad manda mensajes de texto a los pacientes con citas para recordarles la fecha de asistencia. Este sistema será reforzado en los próximos meses.

Además, solicitan a las personas que si no pueden asistir a una cita, informen en el centro de salud para que esta pueda ser asignada a otro paciente.