Institución asegura que médicos recién graduados piden redistribución de plazas y otras condiciones como pago por zonaje y vacaciones profilácticas

Por: Luis Edo. Díaz 13 febrero, 2014

Edwin Solano, presidente de la Unión Médica Nacional, rechazó esta mañana los señalamientos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) según los cuales más de 150 especialistas no quieren firmar un contrato para laborar con la institución a partir del próximo lunes.

La Unión Médica Nacional celebró el fallo de la Sala Constitucional que despejó las dudas sobre la legalidad de la Ley de incentivos médicos.
La Unión Médica Nacional celebró el fallo de la Sala Constitucional que despejó las dudas sobre la legalidad de la Ley de incentivos médicos.

La discrepancia es por la presentación de un adéndum al contrato de aprendizaje que los nuevos especialistas firmaron cuatro años atrás.

En ese documento, la Caja hacía modificaciones de tipo laboral a los médicos.

Solano dijo que nunca fueron informados de ese adéndum y que, además, viola los derechos establecidos en la ley de incentivos médicos. Entre ellos, dijo el presidente de la Uniión Médica, que la Caja no quiere pagar vacaciones profilácticas, zonaje y educación contínua.

Horas antes, la gerente médica de la CCSS, María Eugenia Villalta, declaró a este medio que los nuevos especialistas rechazaron trabajar para la institución solicitando, entre otras cosas, una redistribución de plazas. Según dijo la gerente, los nuevos galenos no quieren ir a trabajar a zonas como Limón, la zona sur y Guanacaste.

Este conflicto ha generado varias reuniones la mañana de este jueves y se está a la espera de que con el avance del día se llegue a una resolución. Mientras tanto, lo cierto es que para este lunes todavía no está garantizada la incorporación de los nuevos especialistas a la Caja.