Por: Esteban Mata Blanco 14 octubre, 2015

Ya sin más recursos por delante, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) procedió a exigir a la empresa Meditek la reposición de 20 mesas de cirugía compradas en el 2013 y que presentan deterioro debido a incumplimiento con el contrato.

Así lo reseña la nota AGE-DEI-02363-2015 del 31 de julio pasado, en la que se hace el reclamo total de la garantía, luego de enumerar los problemas encontrados en las mesas. De seguido, las principales fallas:

1. Las mesas, de marca Steris modelo C MAX, adquiridas por la CCSS presentan un alto grado de corrosión prematura.

2. La corrosión se observa en partes metálicas externas e internas, lo cual conducirá a un mal funcionamiento de las mesas en muy corto plazo.

3. La empresa Meditek ha manifestado su preocupación y responsabilidad por el asunto.

4. Las acciones correctivas de Meditek, que básicamente se refieren al pulido de las partes externas visibles oxidadas, han sido paliativas, ya que no constituyen una solución definitiva.

5. Los materiales de limpieza y desinfección no son la causa de la oxidación.

6. No toda la estructura de la mesa Steris es de acero inoxidable, lo cual es un incumplimiento al contrato, que así lo exigía.

7. No todos los materiales o metales de la mesa Steris son resistentes a la corrosión, lo cual es un incumplimiento al contrato.

La lista sigue, y finaliza con la solicitud de reponer el quipo.