El "acompañamiento" de la Universidad se da tras la suspensión del contrato con el actuario argentino Eduardo Melinsky, por tres meses

Por: Ángela Ávalos 11 febrero, 2015

La Caja, la Superintendencia de Pensiones (Supén) y la Universidad de Costa Rica (UCR) firmaron esta tarde el convenio de cooperación para que profesionales en Ciencias Actuariales de la escuela de Matemáticas revisen los estudios sobre la solidez financiera del sistema de pensiones de invalidez, vejez y muerte (IVM).

Según un comunicado de prensa de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), se decidió la conveniencia de buscar el acompañamiento de la UCR "con el propósito de fortalecer y hacer más transparente la realización del estudio así como promover la certeza y seguridad respecto a la calidad de la metodología de los productos obtenidos.

"Esta decisión se tomó con base en lo que establece el contrato suscrito con Melinsky en la cláusula vigésimo primera y de conformidad con el artículo 202 del reglamento de la Ley de Contratación Administrativa", menciona el comunicado.

Tanto la Supén como la CCSS habían contratado al actuario argentino Eduardo Melinsky para la realización de un estudio que determinara el grado de sanidad del principal sistema de pensiones del país.

Ese contrato, por $120.000 (que aún no se han pagado), fue suspendido por tres meses ante problemas en los primeros informes presentados.

El sector comercial espera que unas buenas ventas en diciembre ayuden a recuperar un poco la confianza.
El sector comercial espera que unas buenas ventas en diciembre ayuden a recuperar un poco la confianza.

El convenio de cooperación compromete a la UCR a emitir recomendaciones, revisar la metodología usada por el contratista, revisar los escenarios de una reforma al régimen, entre otros.

El IVM tiene cerca de 1.450.000 afiliados cotizantes, 217.345 pensionados y una reserva que asciende a ¢1,9 billones.

El estudio actuarial sobre el IVM se contrató para aclarar las diferencias sobre la sostenibilidad del régimen entre la Supén y la CCSS.

Desde el 2011, la Caja ha insistido en que la reserva alcanzará para pagar las jubilaciones hasta el 2040; mientras la Superintendencia calcula que ese momento será cercano al 2025.

Etiquetado como: