Monto se define cinco años después de anulada la concesión

Por: Daniela Cerdas E. 24 noviembre, 2015

La reparación de los daños al ambiente causados por la actividad de la mina Crucitas,en Cutris de San Carlos, costarán $6,4 millones.

Ese pago deberá asumirlo de manera solidaria la minera Industrias Infinito, el Estado y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac), según lo determinó esta mañana el Tribunal Contencioso Administrativo.

Dicha sentencia se dio a conocer cinco años después del fallo que dejó sin efecto la concesión otorgada por el Estado a la minera, al considerar que se hizo de manera irregular. Industrias Infinito, de capital canadiense, pretendía extraer 800.000 onzas de oro de la mina.

"Esta es una prueba de la justicia tardía que hay en Costa Rica", reclamó Edgardo Araya, uno de los abogados demandantes y actual diputado del Partido Frente Amplio.

Como representante de la minera acudió a la sala de juicio el abogago Juan Carlos Hernández, quien, sin embargo; dijo que ya no tenía ninguna relación con la firma.

"Yo ya no tengo vínculo con la compañía, desde setiembre, pero por un compromiso ético tuve que venir", manifestó.

Al parecer, ya en el país no hay representante de la empresa, ni tampoco se conoce con qué capital pagaría su parte de la responsabilidad.

Según la sentencia, la reparación de los daños se hará como lo establece un estudio realizado por peritos. Además, debido a que Infinito vendió la finca en Cutris, los nuevos dueños deberán permitir las labores que sean necesarias.

Crucitas
Crucitas

El pago por daños deberá realizarse, añadió el Tribunal, seis meses después de la firmeza del fallo.

Todavía queda pendiente el arbitraje que había planteado Infinito en Estados Unidos, el cual quedó suspendido a solicitud de los problemas financieros de la propia empresa en Canadá.

Etiquetado como: