Pico de influenza acumula 59 fallecidos desde noviembre pasado. Casi todos tenían factores de riesgo, como problemas respiratorios, diabetes y cardiopatías

Por: Ángela Ávalos 10 febrero

Trece personas fallecieron de gripe en Costa Rica durante las primeras cinco semanas del año. Así lo revela el reporte más reciente del Ministerio de Salud.

Desde que se inició el pico de influenza, en noviembre pasado, ya han muerto un total de 59 personas; la mayoría (63% de los casos) afectada con el virus AH1N1.

Casi todas estas víctimas (un 91%) tenían factores de riesgo, como diabetes, cardiopatías o problemas respiratorios crónicos. Un 92% no se había vacunado.

A lo largo del año pasado, fallecieron 116 personas por infecciones respiratorias agudas graves.

Una tercera parte de esos decesos (38 personas), se registraron durante las últimas cuatro semanas del 2016.

Este es el segundo año consecutivo en que el pico de casos de influenza queda para final y principio de año. Hasta el 2014, solía presentarse a partir de setiembre.

Las autoridades de Salud tienen programado analizar, durante este mes, la conveniencia de cambiar la fecha de la vacunación masiva contra la gripe, debido a esos cambios.

Identifique la influenza y sepa qué hacer.
Identifique la influenza y sepa qué hacer.

Solo el año pasado, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) invirtió $4 millones en 1,2 millones de dosis para proteger a grupos de riesgo.

María Mulate, de 67 años, fue vacunada contra la influenza. Esta es una de las 13 que integran el esquema nacional. | ARCHIVO/DIANA MÉNDEZ
María Mulate, de 67 años, fue vacunada contra la influenza. Esta es una de las 13 que integran el esquema nacional. | ARCHIVO/DIANA MÉNDEZ

La campaña se realizó entre mayo y junio del año pasado, y ha sido la más grande realizada por la Caja hasta entonces.

Para evitar el contagio de este virus, las autoridades de Salud recomiendan extremar las medidas higiénicas.

La principal de todas es el lavado de manos y la práctica del protocolo del estornudo y el tosido, para evitar que las gotitas de saliva contaminadas infecten a otras personas.

A los adultos mayores, embarazadas y niños menores de un año se les aconseja no acudir a eventos masivos donde puedan estar expuestos a los virus.