Por: Diego Castillo 24 mayo, 2016
Este tomógrafo del Hospital San Rafael, en Alajuela, tiene 12 años. Hace tres meses, dejó de funcionar y el arreglo sobrepasa los ¢52 millones. En este hospital hay unos 1.800 enfermos en lista de espera para realizarse estudios en este aparato para males como cáncer. | JORGE NAVARRO
Este tomógrafo del Hospital San Rafael, en Alajuela, tiene 12 años. Hace tres meses, dejó de funcionar y el arreglo sobrepasa los ¢52 millones. En este hospital hay unos 1.800 enfermos en lista de espera para realizarse estudios en este aparato para males como cáncer. | JORGE NAVARRO

El Hospital San Juan de Dios pusó de nuevo en funcionamiento el tomógrafo que dejó de funcionar el martes de la semana anterior, por un desperfecto en la mesa del aparato de diagnóstico médico.

Así lo confirmó la jefa de Radiología de ese centro médico, Maritza Salazar, por medio de la oficina de prensa del centro hospitalario. "La noche de ayer estuvieron trabajando los ingenieros de la empresa contratada para arreglar el equipo y lo dejaron funcionando para el día de hoy. Ya se está trabajando normalmente", dijo la doctora.

El pasado 17 de mayo, el tac del hospital dejó de funcionar, lo que provocó la acumulación de cientos de citas de espera para el uso del aparato, que es vital para detectar enfermedades como el cáncer, por medio de imágenes tomadas mediante rayos X a partes específicas del cuerpo.

Sin la imagen sumistrada por el tac, no se puede diagnósticar la enfermedad y, por ende, el paciente no recibe el tratamiento médico necesario para combatir el mal.

300 personas quedaron pendientes de realizarse la tomografía, esto a pesar de la colaboración brindada por el Hospital Nacional de Niños que atendió a decenas de pacientes definidos como prioritarios o casos de emergencia.

Para reprogramar las citas, las autoridades del San Juan de Dios están analizando tres opciones: ampliar el horario regular a sábado y domingo; comprar servicios a teceros; o una combinación de ambas. La desición se tomará este martes.

Las tomografías no se pueden reprogramar dentro del horario regular (de lunes a viernes) porque no hay espacios disponibles.

El tac del Hospital San Juan de Dios es utilizado por unas 100 personas al día (entre semana), además de los pacientes que se atienden por emergencias los sábados y domingos.

El tomógrafo del San Juan tiene ocho años de uso, cuando su vida útil es de 7 años. El costo de un aparato de estos ronda los $2 millones.