Funcionario obtendrá más de ¢224 millones luego de despido de CCSS

Por: Ángela Ávalos 7 marzo, 2015

El médico Mario Arias Murillo regresó el viernes a su puesto de subdirector del Hospital San Juan de Dios, luego de que un tribunal de Trabajo ordenó a la CCSS su reinstalación.

Mario Arias Murillo fue despedido sin responsabilidad patronal por la CCSS, en el 2008, junto a otros seis funcionarios del hospital. | ARCHIVO
Mario Arias Murillo fue despedido sin responsabilidad patronal por la CCSS, en el 2008, junto a otros seis funcionarios del hospital. | ARCHIVO

La gerenta médica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), María Eugenia Villalta Bonilla, confirmó que se comunicó con Arias para organizar lo relativo a su regreso.

“Estamos obedeciendo una orden (judicial). Él es reinstalado en su puesto y se le deben pagar algunos salarios. Va a estar trabajando como subdirector. Vuelve a su puesto en propiedad como un funcionario más de la institución”, explicó la gerenta.

Arias fue despedido por la Caja en el 2008, sin responsabilidad patronal, como parte de la intervención del San Juan , ordenada por la Junta Directiva en ese momento.

El 6 de junio del 2007, ese órgano colegiado, presidido por Eduardo Doryan, decidió intervenir el hospital por supuestas anomalías en el manejo de inventarios y fallas en la gestión.

Además de Arias, fueron sancionados otros seis funcionarios; entre ellos, el entonces director médico, Manrique Soto Pacheco, el administrador Adolfo Cartín y el subadministrador Roberto Castro.

Trabajo. Mario Arias confirmó el jueves su regreso al hospital.

“Fueron seis años de un proceso administrativo que fue obviado por la institución. A nivel administrativo, se recomendó no despedirme, pero, aun así, se procedió. Se llevó a nivel judicial y se ganó en primera y segunda instancia con apelación.

”También se llevó a casación, que hace un año ordenó la reinstalación. La CCSS siguió apelando, y ahora, después de dos apelaciones más, el juez dio el veredicto final, donde se le dan ocho días a la Caja para reinstalarme”, explicó Arias el jueves.

Además de la reinstalación, la CCSS le debe pagar a Arias más de ¢224 millones y otros ¢10 millones por daño moral, según un fallo del Juzgado de Trabajo del Segundo Circuito Judicial de San José, del 14 de noviembre del 2011.