Por: Irene Rodríguez 8 febrero, 2015

Desde llamadas o mensajes de texto para recordar una cita, hasta convocar a más personas de las que pueden atenderse o crear una lista de pacientes sustitutos que puedan utilizar los espacios de quienes faltan. Estas son algunas estrategias de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para contrarrestar el impacto de las ausencias.

“Recurrimos a ‘sobrevender el vuelo’, es decir, si tenemos que atender a cierto número de pacientes, pero sabemos que normalmente faltan cinco, pues llamamos a cinco más, y así perdemos menos campos”, explicó Ileana Balmaceda, directora del Hospital San Juan de Dios.

También se busca que todo paciente tenga listos los exámenes necesarios para el momento de su consulta con el médico.

“Con esto y con recordatorios telefónicos, logramos reponer, aunque no del todo. Del 15% de ausentismo pasamos a un 9%; hay tiempo y recursos que no se reponen”, agregó la directora.

Balmaceda aseguró que, durante el 2014, hubo 22.021 reposiciones en el San Juan de Dios, las que lograron bajar el impacto del ausentismo en citas y exámenes.

Marianela Hernández es médica en la Clínica de Coronado. A veces, debe esperar un par de minutos más antes de una cita para que un paciente nuevo reponga el espacio de otro que faltó a consulta. | GRACIELA SOLÍS
Marianela Hernández es médica en la Clínica de Coronado. A veces, debe esperar un par de minutos más antes de una cita para que un paciente nuevo reponga el espacio de otro que faltó a consulta. | GRACIELA SOLÍS

“Es un esfuerzo mayor. Si por alguna razón, llegan todos los pacientes programados más los que teníamos de recargo, igual los hacemos todos. A veces se da, pero utilizamos nuestro rato de almuerzo o salimos más tarde”, expresó Mario Sibaja, jefe de Consulta Externa del centro médico.

Sustitución. También la Clínica de Coronado tiene un sistema para aprovechar los cupos de los pacientes que no llegan a cita.

Tal método consiste en mantener una “fila” de personas que carecen de cita programada. Ellos llegan al centro médico a esperar por si queda un espacio.

“Exige esfuerzo de todos: la persona de expedientes debe hacer un trabajo extra más rápido para buscar los expedientes de los sustitutos. Los auxiliares de enfermería deben preparar más rápido lo necesario, porque las otras consultas no pueden atrasarse”, declaró Zeirith Rojas, director de la Clínica de Coronado.

“La persona debe entender que todo esto afecta la fluidez del sistema. ¿Quién llega a un restaurante, pide la comida y se va antes de que le sirvan? Pues es casi lo mismo”, añadió.

Otra medida de la CCSS para combatir el ausentismo es darle facilidades a los asegurados que viajan desde sitios alejados a recibir atención en la capital.

La Caja acordó pagar el pasaje del paciente y de un acompañante, programar para un mismo día todas las citas que este requiera y recordarle más de una vez la fecha y hora de la cita.

“Es un esfuerzo que debemos hacer. No solo es tiempo y dinero perdido, también es salud”, concluyó Sibaja.