Empresa propone admitir unas 1.500 toneladas diarias a lo largo de 53 años

Por: Diego Bosque, Irene Vizcaíno 24 mayo, 2016
El nuevo relleno sanitario se ubicaría en San Miguel de Turrúcares, en un sector conocido como Bajo Pital en el límite suroeste del cantón de Alajuela. El proyecto tendría una vida útil de 53 años, según los registros de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental. | J. ZAMORA.
El nuevo relleno sanitario se ubicaría en San Miguel de Turrúcares, en un sector conocido como Bajo Pital en el límite suroeste del cantón de Alajuela. El proyecto tendría una vida útil de 53 años, según los registros de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental. | J. ZAMORA.

El proyecto Bajo Pital, para construir un relleno sanitario en San Miguel de Turrúcares, Alajuela, consiguió el aval de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena).

La aprobación del estudio de impacto ambiental y la declaración jurada de compromisos se dio en la sesión del 29 de abril.

Este es un plan que desarrolla la empresa Parque Industrial de Desechos, Obras en Cauce y Almacenamiento de Combustible. Esta pretende recibir entre 1.500 toneladas y 2.000 toneladas diarias de desechos, por un plazo de hasta 53 años.

“En un concepto de la industria de gestión integral (recolección, recuperación, reutilización, reciclaje, transporte, disposición y tratamiento final de los residuos)”, dicen los documentos de la Secretaría.

Junto al aval, se le ordena al desarrollador pagar ¢37,6 millones por concepto de garantía ambiental, suma equivalente al 1% de la inversión total.

Roberto Thompson, alcalde de Alajuela, no recibió con beneplácito la noticia del avance del proyecto, pues asegura que aún hay gestiones sin resolver.

“Lo que nos preocupa es que nos parece prematura la resolución, porque existen recursos pendientes presentados en la Municipalidad sobre el uso del suelo”, explicó Thompson.

La semana pasada, el Ayuntamiento envió una carta a la Setena en la que expuso la inconveniencia de darle a la obra la viabilidad ambiental, al menos en este momento.

infografia

“Nos apersonamos a Setena una vez notificados para informarles de que existen recursos pendientes y que la resolución de esos recursos podría afectar la viabilidad ambiental”, agregó el jerarca.

Además, existen tres pronunciamientos del Concejo Municipal de Alajuela que se manifiestan contra la iniciativa.

La Nación intentó hablar con Marco Arroyo, secretario general de Setena, pero no atendió las llamadas hechas.

También se consultó a la oficina de prensa del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) sobre las observaciones hechas al estudio de impacto ambiental y las audiencias públicas para discutir el proyecto con la comunidad, pero al cierre de esta edición no habían respondido.

Vecinos. Rafael Ángel Arroyo, líder comunal, señaló que presentaron recursos de apelación ante Setena y ante la Municipalidad.

“Estamos haciendo movimientos, trabajos, tenemos una comisión que ha trabajado en contra de este relleno. Es una comisión de tres asociaciones Turrúcares, Cebadilla, y San Miguel, las tres (comunidades) estamos unidos, no lo vamos a permitir”, sentenció Arroyo.

Leida Porras, vecina de Cebadilla, comentó que está a favor de la obra pese a que la mayoría de personas en su barrio están opuestos a la idea.

Etiquetado como: