Cuatro de los pequeños murieron en el Hospital Nacional de Niños y tenían factores de riesgo

Por: Patricia Recio 29 enero, 2014

Seis menores fallecieron el año pasado debido al virus sincitial respiratorio durante la epidemia más severa que se ha visto en el Hospital Nacional de Niños en toda su historia.

De los seis pequeños que murieron, cuatro eran pacientes de ese centro médico y presentaban condiciones de riesgo, confirmó el subdirector médico Orlando Urroz.

El subdirector de hospital dijo que este virus está siendo estudiado por parte de un equipo multidisciplinario con el fin de enfrentar una situación similar en el segundo semestre del año.

Henry Wasserman, del departamento de Vigilancia de la Salud, del Ministerio de Salud, añadió que todos los niños tenían edades inferiores o iguales al año, con excepción de uno que tenía cuatro años.

Los dos casos que se dieron fuera del Hospital de Niños corresponden a un pequeño del Valle de la Estrella, en Limón, que no presentaba factores de riesgo, y a un recién nacido que tuvo muerte en la cuna. Ambos casos se dieron en enero del año pasado.

Según Urroz, los otros cuatro eran dos menores con problemas del corazón, uno con una enfermedad renal crónica y otro con parálisis cerebral infantil.

El 80% de los niños hospitalizados con el virus respiratorio sincitial son menores de un año. | ALBERT MARÍN/ARCHIVO
El 80% de los niños hospitalizados con el virus respiratorio sincitial son menores de un año. | ALBERT MARÍN/ARCHIVO

Estos decesos se dieron entre junio y diciembre del año pasado. Según Wasserman, se trataba de tres varoncitos y una niña. Uno de los niños vivía en Limón, otro era de nacionalidad venezolana, y uno vivía en Talamanca. La menor residía en Cartago.

Orlando Urroz agregó que la situación del año pasado resultó ser la más crítica de los últimos 50 años años (desde que existe el HNN) e implicó un plan de contingencia por la cantidad de casos, que superaron hasta en un 300% los atendidos en años anteriores.

El médico además recalcó que en los últimos tres años la mayor cantidad de egresos hospitalarios son casos de virus respiratorios, lo cual debe llevar al país a enfocar sus acciones en la prevención y tratamiento de estas enfermedades.